La demanda de poliestireno o unicel fue superior 3% durante 2020 en comparación con 2019, a causa de la gran demanda de alimentos empaquetados y productos de higiene requeridos por la pandemia de Covid-19.

“El mercado de empaque de alimentos (se) incrementó porque ofrece seguridad y esto generó una demanda que no se esperaba en términos generales; hubo huracanes y tormentas, esto también tuvo impacto en al capacidad de producción de las plantas”, explicó Terry Glass de IHS Markit, en el Foro “Perspectivas 2021” organizado por la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac).

Ante la demanda inusual de unicel, existió un gran retaso de la capacidad ya que las plantas que iban a abrir en 2020 se retrasaron hasta seis meses, a causa de la pandemia de Covid-19. Sin embargo, en 2021 se espera que haya una mayor capacidad de poliestireno en Estados Unidos, Asía y China. 

De igual forma, los nuevos hábitos de consumo que migraron las ventas de productos al ecommerce, provocaron que la demanda de plásticos creciera significativamente para hacer posible la llegada de los productos de forma higiénica y segura.

“El comportamiento del consumidor moderno a nivel internacional cambió, estamos viendo que el comercio electrónico, sobre todo de Amazon, ha generado una demanda de los productos de plásticos, en comparación cuando se compraba en tiendas físicas”, agregó.

No te pierdas: El 68 % de las empresas mexicanas usa material reciclado en sus envases

En cuanto al propileno, su incremento se debió a la demanda en productos utilizados por el sector salud y, posteriormente, por la sociedad en general, como cubrebocas y equipo de protección de salud, también usado en áreas del sector automotriz y construcción.

La clave para la pérdida de producción del propileno está vinculada con las tasas de refinería y la demanda de gasolina vinculada con la pérdida de viajes y el gasto de los consumidores, la demanda de gas ha bajado por situación de Covid-19 y no regresará a niveles prepandemia en este año”, agregó Glass.

 Así mismo, los apagones en las plantas han afectado la generación de productos de propileno, mayormente demandados en el último trimestre de 2020.

“Tendremos una interrupción de abastecimiento de 10 días y los precios pueden subir, después del ‘huracán’ los precios se normalizarán en aproximadamente 60 centavos por libra para el mercado norteamericano“, precisó Terry Glass.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Ford detiene producción en varias plantas de México y EU por mal clima
Por

La empresa detuvo la producción de su complejo en Hermosillo, Sonora, donde fabrica la SUV Bronco Sport.