La construcción de uno de los proyectos más significativos para un planeta azotado por el cambio climático avanza desde el fin del mundo y cuando esté operativo a mediados de 2022 producirá más de 350 toneladas de combustibles limpios basados en hidrógeno verde que Chile espera lo posicione como líder mundial en esta industria.

La planta demostrativa Haru Oni de la empresa chilena Highly Innovative Fuels (HIF), producirá combustibles neutros en carbono (eFuels eCombustibles) gracias a los fuertes vientos de la Patagonia.

Es la más grande de su tipo en Latinoamérica y una de las primeras a nivel mundial, que plantará la base de la masificación de la producción de combustibles verdes en el país.

Con una inversión de 51 millones de dólares, una capacidad de turbina eólica de 3.4 MW y 5.7 hectáreas ubicadas entre Puerto Laredo y Puerto Mardones, a las afueras de Punta Arenas (extremo sur del continente), la planta de hidrógeno verde tendrá una vida útil de 25 años durante los cuales espera mostrar los primeros pasos para una producción de 350 toneladas anuales de eMetanol, y 130,000 litros/año de eGasolina.

Proceso de producción de Haru Onu. Foto: HIF.

Además, podrá almacenar 50 metros cúbicos (m3) de hidrógeno verde; 50 m3 de CO2; 47 m3 de eMetanol al 4%, y 57 m3de eGasolina.

El proyecto tiene el apoyo de la alemana Porsche —la compañía comprará todo el eCombustible que produzca Haru Oni para sus autos de carrera y posteriormente modelos deportivos— además de Siemens EnergyEnel Green PowerENAPEmpresas Gasco y Exxon Mobil.

SE ESPERA QUE ESTÉ LISTA DURANTE EL SEGUNDO SEMESTRE DE 2022

La construcción de la planta —que debiera comenzar a funcionar durante el segundo semestre de 2022— ya tiene distribuidas las primeras obras civiles con la plataforma para el montaje del aerogenerador, de 148.5 metros de altura, equivalente a la torre Telefónica de Santiago de Chile.

Según la empresa, la turbina eólica que generará energía renovable ya fue embarcada en Shangai (China) y debiera llegar en un mes a las costas chilenas. Con la electricidad generada por esta turbina eólica se alimenta un proceso de electrólisis que separa el agua entre sus dos componentes primarios: hidrógeno y oxígeno.

¿CÓMO FUNCIONA?

Foto: Rodolfo Jara, Forbes Chile.

Por medio de un proceso de filtrado, se capturará el CO2 concentrado en la atmósfera, purificando el aire. Luego se combinará el hidrógeno obtenido de la electrólisis con el CO2 capturado de la atmósfera mediante un proceso de síntesis, produciendo metanol. A partir de ello, se obtendrá una gasolina que se podrá utilizar en vehículos actuales sin modificación alguna.

“En HIF, desde Magallanes al mundo, estamos dando los primeros pasos de una revolución que sentará las bases para una nueva era del transporte. Nuestra planta será capaz de reemplazar los combustibles fósiles con combustibles carbono neutrales, un aporte concreto a la descarbonización del planeta”, comentó el presidente de HIF Global, César Norton, quien recibió la semana pasada la visita del presidente Sebastián Piñera en la planta.

Forbes Chile visitó los primeros cimientos de la planta de hidrógeno verde en Punta Arenas, en la región de Magallanes y conversó con el gerente general de HIF Energy, Rodrigo Delmastro, quien explicó el trasfondo de un proyecto que podría cambiar el mundo.

Gerente general de HIF Energy, Rodrigo Delmastro. Foto: Rodolfo Jara, Forbes Chile.

¿Cómo se gestó este proyecto?

R: Partimos esto hace ocho años con el desafío de buscar una tecnología. Sabíamos que había mucho viento en Punta Arenas, nadie lo estaba mirando. Incluso algunas autoridades y especialistas decían que este viento no servía, pero a pesar de eso vimos un valor en la zona.

Estuvimos trabajando en el desarrollo de poder sentar las bases de futuros proyectos a escala comercial, que era lo más importante. Paralelamente, buscábamos un proceso productivo que requería de mucha energía renovable, dándole valor a aquello. Teníamos que atraer ese tipo de industria al otro lado del mundo, como es Magallanes.

“No es que les vayamos a solucionar el problema al resto de los países, lo haremos con todos porque es de todos”. RODRIGO DELMASTRO, CEO DE HIF ENERGY.

¿Este tipo de tecnologías está en otra parte del mundo?

R: No por el momento. A esta escala y con esta configuración de planta, no existe. Esta es la primera planta en el mundo.

¿Por qué algunas autoridades decían que este viento no servía?

R: Porque es muy fuerte. Muy arrachado, decían. Curiosamente, nuestra visión fue de que algún día, en el mediano plazo, íbamos a encontrar la tecnología que se pueda aparejar a estos regímenes de generación, porque la energía eólica es intermitente. No es 24/7, y en general los procesos productivos necesitan estabilidad de suministro. Apostamos a esto fuertemente de decir que la tecnología iba a conspirar a nuestro favor, para evolucionar las turbinas que van a ser cada vez más aptas para este tipo de viento, y también en qué tipo de industria iba a consumir este tipo de energía. Es esencial para poder gatillar estos proyectos.

Pasamos por muchas alternativas, algunas muy buenas, pero que no tenían el componente principal para nosotros, que era que al mismo tiempo contribuyera a mitigar el cambio climático. Fuimos descartando hasta que llegamos al hidrógeno, donde sí había cómo producirlo de manera que no necesitara suministros todo el tiempo. Fue un desafío, porque el hidrógeno es muy complejo de almacenar de forma eficiente, y por tanto, transportarlo a largas distancias. 

Foto: Rodolfo Jara, Forbes Chile.

¿Cómo es y cómo se transporta el hidrógeno?

R: Es la molécula más liviana de la tabla periódica. Y por su características es muy hábil, se escapa por cada fisura … entonces una tubería con soldadura normal no sirve para transportarlo, por eso se necesitan materiales especiales para poder contenerlo. Segundo, se debe almacenar a -254º celsius para que se transforme en líquido, porque esa es la forma en la que se transportan, en general, los gases a larga distancia. 

¿Cuando esté lista la construcción, cuáles son los primeros pasos que quieren realizar?

R: Vamos a producir durante el segundo semestre de 2022, y lo primero será la puesta en marcha de la planta, para lograr los niveles óptimos de producción, de cada uno de los equipos, que conversen entre sí y luego empiece la producción en régimen para exportar. Alrededor de dos contenedores especiales, de forma mensual.

Haru Oni
Ilustración de lo que será la planta de producción de hidrógeno verde Haru Oni en Punta Arenas, Chile. FOTO: Siemens Energy

¿Dónde se va a exportar?

R: El primer mercado es Alemania. 

Debido a Porsche…

R: Exactamente, por la automotriz Porsche que compró el combustible para poder probarlo en los motores. 

¿Los vehículos que ya están en las calles pueden recibir este tipo de combustible o deben ser en vehículos especiales?

R: Esa es una de las gracias que tiene nuestro combustible, ya que es idéntico al combustible convencional, pero no tiene algunos metales pesados que provienen de la refinación del petróleo para producir esa gasolina. No la tendremos, por lo tanto la combustión de esa gasolina no va a liberar esos metales pesados, pero sí va a liberar CO2, el que será nuevamente capturado. Por eso no hay que hacerles ningún cambio a los automóviles ya presentes en las calles. Ni tampoco a la línea logística. Es maravilloso

¿Y en términos de valor?

R: Esto no es una escala comercial. Es una planta hecha y derecha, pero no es comercial. El objetivo es probar y demostrar que se puede, tanto a nosotros mismos como a los inversionistas y a la sociedad magallánica. El poder abrir esto y que ellos vean cómo va  a ser el proceso en el futuro, es muy de puertas abiertas.

Queremos que, desde los niños de más temprana edad puedan tener un link con este tipo de procesos productivos, para que se les despierte el bichito de la innovación y desarrollo.  

Los valores de los combustibles han llegado a los $1.000 pesos por litro… Y los magallánicos no entienden por qué en la zona es tan caro, incluso más que en la capital, si se produce en la misma región ¿Cómo espera que evolucione el costo del combustible?

El sueño nuestro es que en el futuro la industria tenga disponibilidad de equipos que no existen en otro lado. Necesitamos que efectivamente hayan 10 competidores produciendo esto y compitan entre ellos para ser más eficientes.

¿Es la industria del futuro?

R: De todas maneras. 

¿Y cómo ve que la industria del futuro esté partiendo desde Magallanes y no desde la capital de Chile?

Alguien que distribuyó las riquezas en el mundo le dio Magallanes este recurso como el viento, que estuvo por tantos años molestando tanto a magallánicos como turistas. Hoy pasa a tener un valor. Lo que haremos es darle el máximo valor agregado al viento porque no vamos a producir una materia prima que vamos a exportar para después comprar el producto final. Vamos a producir nosotros el producto final. En medida que esto avance y se masifique, podremos ir bajando los costos para que se puedan consumir en otras partes.

Da lo mismo dónde se consuman estos combustibles, porque la atmósfera no tiene frontera. Si esto se consume en Alemania, Inglaterra, Gondwana, China, Perú, o donde sea, nos aporta a todos por la baja de emisiones. No es que le vayamos a solucionar el problema al resto de los países, lo haremos con todos porque es de todos”.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

 

Siguientes artículos

Destinos turísticos
Puente del 5 de febrero dejará consumo turístico de más de 35,000 mdp
Por

Para el puente que comprenderá del 4 al 7 de febrero se estima una ocupación hotelera promedio de 49.8%, 26.7% más en co...