En riesgo de cerrar, hay alrededor de 50 a 70,000 tienditas –4 a 6% de las tiendas totales del país—  durante julio derivado de la contingencia causada por el Covid -19, de acuerdo con un estudio realizado por Bain & Company.

Además, debido al impacto potencial de la desaceleración económica, se pronostica que otros 400 mil (30%) puntos de venta caerán en alto riesgo de cierre.

El canal tradicional es de suma importancia para la economía de México, ya que, aproximadamente genera el 35% de las ventas del comercio minorista, es decir, representa el 50% de la venta de productos de consumo, generando más de 2.5 millones de empleos, señala el reporte.

Mujeres poderosas 2020: descarga gratis la edición impresa de Forbes México

Bain, en alianza con Coca-Cola Femsa, realizaron una encuesta a aproximadamente 75,000 puntos de venta del canal tradicional, donde se estimó que, al 26 de mayo, más de 150,000 tiendas (12% del universo actual) han cerrado sus operaciones, y de los cuales, 18,000 estiman haber cerrado permanentemente.

Las principales razones de cierre son el temor al contagio, caída en ventas y restricciones del gobierno, falta de efectivo para operar y el contagio de un familiar o empleado.

Lee: ‘Tienditas’ de la esquina, en riesgo de desaparecer por supremacía de los súpers

El canal tiene presencia en todo el territorio nacional a través de más de 1.2 millones de puntos de venta, que generan aproximadamente 2.5 millones de empleos. Esto significa de 130 a 170,00 millones de pesos en ingreso disponible para sus dueños y/o empleados y de 155 a 175,000 millones de pesos en impuestos para el gobierno mexicano.

Para proyectar la tendencia de cierres y recuperación de puntos de venta off-premise y on-premise, se utilizó el escenario “escalonado” de recuperación de COVID-19 desarrollado por Bain & Company, basado en los siguientes supuestos:

  • El pico de contagios a nivel nacional se dará en agosto.
  • Se eliminarán las restricciones a operación de negocios minoristas a finales de junio.
  • Estado actual de aislamiento / cuarentena continuará hasta julio.
  • El regreso a clases será en septiembre.
  • Medidas de distanciamiento social se extenderán hasta octubre.

Dichos escenarios tienen los siguientes efectos en el volumen de los diferentes tipos de puntos de venta:

On-premise: se anticipa que la disminución en volumen de ventas continúe y tenga una recuperación lenta a partir de que se levanten las medidas de aislamiento/cuarentena. Asimismo, se prevé que hasta que se consolide la “nueva normalidad” se regresará a niveles de ventas similares a pre-COVID.

Off-premise: después del incremento en ventas que se generó por “compras de pánico”, el segmento tendrá una lenta disminución mientras se mantengan las medidas de aislamiento/cuarentena con compras con distanciamiento social. Se anticipa que dentro de la “nueva normalidad” el volumen de ventas se mantenga por encima de niveles pre-Covid absorbiendo en parte las pérdidas del sector on- premise.

Lee: Walmart, Chedraui y La Comer son las ganadoras de esta cuarentena, pero ¿qué les depara?

Actualmente, se ha identificado que los mayores requerimientos de apoyo están en temas relacionados a capital de trabajo, abasto y salubridad. Hay cuatro grandes rubros donde los puntos de venta requieren apoyo: incremento en días de pago/créditos, garantía de abasto, equipo de limpieza, exención gasto de servicio.

Bain & Company es una consultora de gestión estadounidense que brinda asesoramiento a organizaciones públicas, privadas y sin fines de lucro.

 

Siguientes artículos

Digitalización, la clave de Pymes para vencer la crisis por Covid-19: panel Amex
Por

Las ventajas de la digitalización es que acerca a los pequeños negocios con investigadores internacionales para resolver...