No únicamente el sector restaurantero exige a las autoridades poder abrir los negocios en semáforo rojo por la pandemia, también los dueños de locales del Centro Histórico, así como los de bares, centros nocturnos y discotecas de la Ciudad de México lo piden.

En un comunicado, los empresarios del primer cuadro expresaron su descontento porque mientras ellos hacen “esfuerzos extraordinarios para dar cumplimiento a las medidas sanitarias, establecidas por la autoridad”, el comercio informal y el de mercados no acata ningún protocolo.

También lee: Restauranteros piden a ‘cacerolazos’ recibir comensales en su local

Por ello piden a las autoridades poder abrir en horarios escalonados para no saturar el transporte, así como mantener la medida de cerrar domingos y lunes y alternar los horarios de aperturas como venían haciendo, ya que en caso de seguir son poder abrir los negocios estarán al borde de la quiebra.

“El deterioro en la economía de las empresas del Centro Histórico llegará a niveles probablemente irreversibles”, expresaron en el documento.

Sigue la información de los Negocios en nuestra sección especializada

La AMBADIC exige lo mismo

La Asociación Mexicana de Bares, Discotecas y Centros Nocturnos (AMBADIC) también exigen la apertura inmediata de sus locales, por lo que se unirán a los restauranteros en la protesta, de lo contrario están en peligro gran parte de los 8,500 negocios del giro.

“70 por ciento de los de ocho mil 500 negocios cerrarán definitivamente y dejarán sin empleo a más de 350 mil personas”, advirtió Helking Aguilar Cárdenas, presidente del Consejo Directivo de la AMBADIC.

Helking Aguilar recalcó que ningún negocio puede subsistir tras 10 meses de estar cerrado y sin apoyos de ningún tipo, por lo tanto, el sector está planeando una movilización para los próximos días.

El directivo también señaló la injusticia que es que el comercio informal siga funcionando, mientras que el sector formal sigue todas las medidas que impone el gobierno.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

“Los lugares formales que generan empleos, pagan impuestos y servicios vuelven a estar cerrados y la informalidad tolerada al 100 por ciento, es una muestra más del populismo que impera en este gobierno y el abandono al sector empresarial”, destacó.

De acuerdo con la AMBADIC, en la primera etapa del semáforo rojo se perdieron cerca del 47% de los empleos, lo que equivale a 295 mil plazas directas que no se recuperarán.

Además, durante los primeros nueve meses de pandemia, según el organismo, la derrama económica perdida fue de más de 160 mil millones de pesos, es decir, alrededor de 20 mil millones de pesos mensuales derivado del cierre de la industria.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Petroleo
Pemex planea guardar 3 millones de barriles de petróleo en cavernas de Veracruz
Por

La petrolera mexicana pretende almacenar petróleo pesado y ligero en dos cavernas ubicadas en el municipio de Ixhuatlán,...