Por Israel Pantaleón y Elvira Lagunas

Empresarios latinoamericanos buscan mercados extranjeros para invertir su dinero de forma segura, y el mundo tiene más de una veintena de países que ofrecen un visado de oro, es decir otorgan la residencia o la ciudadanía a cambio de una inversión, y  así puedan ahorrarse trámites de visados.

Algunos países europeos en los que se puede encontrar esta posibilidad de visado son: Portugal, Grecia, Inglaterra, España, Malta y Chipre. Asimismo en América se puede en Estados Unidos.

Manda la palabra “ALTA” para empezar a recibir nuestras alertas de noticias vía WhatsApp

Cada país tiene diferentes requisitos de inversión y tiempo para poder otorgar la residencia, dependiendo de los motivos de la inversión se puede elegir el destino.

Para elegir algún destino, Jasmin Singh, directora del despacho juridico Jasmin Singh Law, recomienda tomar en cuenta que tan rápido se quiere obtener la ciudadanía o residencia para empezar a trabajar, para hacer crecer el negocio o inclusive si solo se quiere como una opción B, ya que cada país maneja distintos criterios de tiempo y montos de inversión.

Estados Unidos es una de las economías más grandes del mundo, además, el país tiene una de las monedas más estable como el dólar, tambié es un mercado seguro con una economía sólida, por lo cual hay menos riesgos de pérdida de capital proporcionando una mejor calidad de vida a los inversionistas y sus familias.

Una mala asesoría podría representar una dificultad para invertir en Estados Unidos, debido a que el proceso se convertiría en algo fastidioso. El tamaño del monto de la inversión dependerá del programa que se elija, ya que el gobierno estadounidense ofrece tres.

El visado E2 es un permiso para trabajar y manejar un negocio propio y requiere un monto de inversión mínimo de 100,000 dólares para iniciar. La segunda opción te da la oportunidad de obtener la residencia a cambio de invertir 900,000 dólares en una empresa localizada en una región con alto nivel de desempleo.

Asimismo, la tercera opción requiere un monto de inversión de 1.8 millones de dólares y se puede elegir la ciudad que se desee, en estos últimos casos son al menos 5 años de espera para obtener la residencia.

Sobre las ventajas de invertir en Europa, Singh explica que se obtiene la ciudadanía, debido que junto con ello también se accede al derecho de vivir y trabajar en cualquiera de los 28 países que conforman el bloque europeo.

De este lado del mundo se encuentran mercados estables, al igual que su sistema político y los tiempos para obtener la residencia o la ciudadanía son menores, añade.

En Portugal se requiere una inversión mínima de 350,000 euros, y el tiempo para obtener la residencia es menor a seis meses, y la ciudadanía cinco años,

Para Grecia se necesita una inversión de 250,000 euros, mientras que en Reino Unido una inversión de dos millones de libras, mientras que en España la inversión debe ser de 500,000 euros; y en Malata y Chipre dos millones de euros.

¿Cómo invertir?

En el caso de Estados Unidos para obtener la visa tipo E2, primero se tiene que establecer la empresa en el país, formar todos los documentos, mandar la inversión y gastar entre el 50 % y 75%  una vez cumplido esto ahora si el inversionista puede presentar su solicitud en la embajada con la documentación correspondiente y comprobando la cantidad invertida.

Para solicitar la residencia tipo ER5 se tiene que invertir 1.8 mdd más o bien para presentar la solicitud de inmigración se tiene que llegar a un monto  1.9 mdd, cabe mencionar que al invertir en este país, se le puede otorgar la residencia al conyugue y a los hijos menores de 21 años del inversionista.

“La mayoría de la gente que viene a Estados Unidos es porque ya tiene familia o porque quieren abrir su negocio” , explica directora del despacho juridico Jasmin Singh Law.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Para los países de la Unión Europea parece un proceso más fácil, por ejemplo en Portugal una vez que se hace la inversión de los 350,000 euros (se pueden invertir en un negocio o propiedad) se puede empezar el proceso de inmigración y en seis meses pude que se obtenga la residencia para trabajar libremente y no pide que estés más de 15 días al año.

Portugal ofrece un visado para toda la familia inmediata: cónyuge, hijos menores de 21 años, Malta y Chipre: a los papas del inversionista y del cónyuge, a los hijos menores de 26 años y a su cónyuge.

“La gente que hace las inversiones en Europa lo hacen más como un plan B porque de los seis programas en Europa, ninguno de ellos requiere que estés en el país para que te den la residencia”, expone.