La mezcla mexicana de exportación registró una ganancia marginal, en línaea con el contrato de futuros de crudo estadounidense.

El petróleo mexicano se ofertó en 7.19 dólares por barril, un alza de 1%, de acuerdo con el sitio web de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La referencia estadounidense, el West Texas Intermediate (WTI) cerró en 14.07 dólares por barril, un repunte de 21.61%, mientras que el precio del referente europeo Brent creció 7.45% a 20.23 dólares por barril. 

“Este incremento no significa que la tendencia a la baja para el precio de los hidrocarburos se haya terminado, sino que es solo una corrección al alza temporal”, mencionó la directora de análisis de Banco Base, Gabriela Siller. 

Si bien, el reporte semanal de la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en ingles), publicado durante la sesión, mostró resultados negativos, el mercado ya los esperaba, por lo cual no afectó de manera negativa al precio.

“Sin embargo, el reporte muestra lo delicado que se encuentra el sector petrolero global, por lo que no se pueden descartar presiones adicionales a la baja para el precio del petróleo. De hecho, el precio del WTI podría observar de nuevo niveles negativos”, agregó Siller en su reporte.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

 

Siguientes artículos

control a la ciencia con desaparición de fideicomisos
Ventas de Genomma Lab crecen 6.3% por productos de salud e higiene
Por

La empresa reportó un incremento en sus ventas netas a 3,173.9 mdp por nuevos lanzamientos en respuesta a los cambios de...