Las ofertas para un asiento en el primer vuelo de la compañía espacial Blue Origin de Jeff Bezos se han abierto y ya superan los 2 millones de dólares (mdd).

El vuelo espacial está programado para el próximo 20 de julio, fecha del aniversario del aterrizaje de Neil Armstrong en la Luna. (La licitación sellada comenzó el 5 de mayo).

Los vuelos turísticos planificados por Blue Origin a bordo del New Shepard son suborbitales y llevan a los astronautas hasta la línea Kármán (el límite entre la atmósfera y espacio, se estima que se encuentra a aproximadamente 160 kilómetros sobre la superficie de la Tierra).

La nave espacial puede transportar seis personas a la vez y los asientos son especiales para que todos los pasajeros puedan ver desde la ventana. Asimismo, los tripulantes pasarían 10 minutos ingrávidos sobre la Tierra antes de regresar al suelo.

Aún no se han anunciado los nombres de los pasajeros para el vuelo inaugural. La compañía Blue Origin tampoco ha publicado información sobre la compra de boletos y los precios para los próximos vuelos espaciales, aunque se espera que sea de alrededor de 500,000 dólares (lo equivalente a casi 10 millones de pesos).

Te puede interesar: La nueva gigafábrica de Tesla y Elon Musk viven el ‘infierno burocrático’ de Alemania

La licitación se lleva a cabo en medio de un resurgimiento del interés por el turismo espacial. Después de más de una década, los turistas se están inscribiendo en los viajes de cápsulas rusas Soyuz para viajar a la Estación Espacial Internacional, a través de la compañía Space Adventures, con sede en Virginia, entre ellos el multimillonario Yusaku Maezawa.

Asimismo, SpaceX apunta para septiembre el lanzamiento de la misión “Inspiration 4” del multimillonario Jared Isaacman, donde se enviará al espacio a cuatro ciudadanos, incluido el magnate, en un vuelo orbital a través de una cápsula Dragon.

La compañía espacial fundada por Richard Branson, Virgin Galactic, también se está preparando para comenzar sus operaciones comerciales.

Recientemente, presentó su diseño de nave espacial actualizado, y se espera que en los próximos meses la compañía comience una serie de vuelos de prueba cruciales, los cuales abrirán la puerta para que sus clientes (algunos de los cuales compraron sus boletos hace más de una década) finalmente levanten a vuelos suborbitales.

Por: Alex Knapp

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

 

Siguientes artículos

Ford y SK Innovation prevén lanzar empresa de baterías para autos eléctricos
Por

Un memorando de entendimiento sobre la empresa conjunta será anunciado el jueves por Ford y SK Innovation, dijeron fuent...