La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA de México) informó en un comunicado que la Asamblea General rechazó por mayoría la propuesta alterna que había preparado el sindicato para apoyar el proceso de reestructura de las aerolíneas de Grupo Aeroméxico, en el contexto del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

La propuesta que se puso a consideración mediante votación en urna en los últimos tres días es un paquete de reducción de costos y ahorros por parte del sindicato como una alternativa a lo presentado por la administración de Grupo Aeroméxico. Sin embargo, la mayoría de la planta de pilotos no estuvo de acuerdo con el proyecto.

“Los pilotos de ASPA orgullosamente hemos apoyado la continuidad de las empresas por medio de importantes reducciones de nuestras percepciones a lo largo de nueve meses, mismas que le han permitido atender la recuperación de la demanda de pasajeros tanto en el mercado nacional como en el internacional.

“El rechazo a esta propuesta por parte de la Asamblea General, órgano máximo en la toma de decisiones de nuestra institución, nos invita a continuar en la búsqueda de alternativas que hagan viable la inyección de capital que requiere la empresa y que al mismo tiempo sean aceptables para nuestros pilotos”, informaron en el documento.

Sigue la información de los Negocios en nuestra sección especializada

Los pilotos dijeron, de acuerdo con el documento, que el haber rechazado dicha propuesta no significa que no entiendan la situación delicada que vive la industria aérea en el mundo, en este caso Aeroméxico y Aeroméxico Connect

“En ASPA estamos conscientes de la necesidad que exige la coyuntura actual para cuidar nuestra fuente de empleo, no obstante las acciones y decisiones que ha tomado la administración de Grupo Aeroméxico en los últimos meses suscitaron incertidumbre y desconfianza en la planta de pilotos”.

Por último, señalaron que los más de 2 mil pilotos que integran ASPA confían en que Grupo Aeroméxico, como en otras ocasiones, “mostrará sensibilidad y disposición para llegar a un acuerdo en beneficio mutuo y se respeten los derechos adquiridos en el contrato colectivo de trabajo”.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Aeroméxico y ASPA mantienen negociaciones respecto al Contrato Colectivo de Trabajo desde agosto, pero no hay llegado a un acuerdo porque las propuestas de la empresa no han convencido a los pilotos.

La aerolínea necesita llegar a un acuerdo con sus sindicatos, ya sólo le falta con ASPA y con la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación  (ASSA), de lo contrario podría quedarse sin el financiamiento de la compañía Apollo Global Management por mil millones de dólares.

 

Siguientes artículos

estimulo fiscal gasolina Magna
Selección Forbes 2020 | el sector gasolinero estima pérdidas para el resto de 2020
Por

El sector gasolinero prevé que las pérdidas por menores volúmenes de venta de combustible continúen hasta el final de 20...