EFE.- La industria mexicana ha reducido entre el 35% y 55% del contenido calórico de 3,000 productos de alimentos procesados en los últimos 10 años en el proceso de reformulacion para combatir la obesidad, afirmó este jueves Alejandro Malagón, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias (Canainca).

“Todos los días buscamos la innovación, la reducción de las calorías, cuidando que esa huella calórica esté baja, no es fácil cambiar de un día para otro”, aseguró Malagón en el Fórum Virtual “Cultura de la alimentación en México: retos y oportunidades” organizado este jueves por la agencia EFE.

El empresario fue uno de los cuatro ponentes que intervino en el evento de EFE dedicado a debatir el futuro de la alimentación en México, donde cerca de 7 de cada 10 adultos tienen obesidad o sobrepeso, el segundo índice más alto a nivel mundial.

Lee más: Cardiólogos lanzan alerta por epidemia de obesidad en México

Ante la epidemia de obesidad, Malagón argumentó que solo el 23% de la ingesta diaria de los mexicanos proviene de alimentos procesados o ultraprocesados, mientras que el resto es comida callejera o preparada en casa.

Por ello, pidió un trabajo en equipo entre la sociedad civil, el sector privado y el gobierno mexicano, que ha atribuido a los alimentos procesados la alta mortalidad de Covid-19 porque uno de cada cinco de los casi 83,000 muertos padecía hipertensión, 17% obesidad y 15% diabetes.

“No podemos satanizar o discriminar algún tipo de producto, si lo que tenemos que hacer es manejar el equilibrio de la cantidad de calorías y los factores que son la orientación alimenticia y la actividad física”, opinó Malagón, también vicepresidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

El representante empresarial destacó que la industria “está acatando” la Norma Oficial Mexicana 051 que entró en vigor el 1 de octubre y que consiste en etiquetas en forma de octágonos negros que alertan sobre “exceso de calorías” u otras sustancias como azúcares, sodio y grasas, y la presencia de edulcorantes.

Aun así, señaló que las normas del etiquetado frontal se deben mejorar para el beneficio de los consumidores.

No te pierdas: Empresas buscarán más amparos ante entrada de nuevo etiquetado: ConMéxico

“Hay muchos absurdos en este etiquetado frontal de advertencia que, insisto, no informa, solo te advierte y te deja ahí para que tomes una decisión, pero sin información, sin una sustancia técnica para hacerlo”, consideró.

El presidente de la Canainca se comprometió a seguir impulsando la inclusión de fibra, vitaminas, frutas y verduras en los alimentos procesados, además de un empaque más sustentable.

“Esto es un programa y una dedicación que llegó para quedarse y tendremos que ir juntos cambiando hábitos. No hay productos chatarra, sí hay dietas chatarra”, concluyó.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

comercio electrónico, e-commerce
Amazon, Mercado Libre y Rappi crecen 52% en América Latina: Google
Por

La evolución de la búsqueda por parte de los consumidores en estas plataformas ayudaron al crecimiento, afirmó el direct...