La empresa española energética Repsol planea desarrollar en México un centro de producción petrolera que sea bajo en emisiones de carbono para el proyecto que tiene en aguas profundas en la Cuenca Salina, en la zona sureste del Golfo de México y frente a las costas de Veracruz y Tabasco.

Lo anterior ante una inminente transición energética, pues la empresa busca ir reduciendo las emisiones de CO2 en sus proyectos, ya que si bien reconoce que a la industria de exploración y extracción de hidrocarburos aún le quedan muchos años de vida, también es la oportunidad de ir implementando nuevas tecnologías.

Sergio Limardo, director general de Exploración de Repsol en México, indicó que la empresa pretende desarrollar en el país un proyecto nuevo que cumpla con llevar las emisiones contaminantes de una forma más cuidadosa.

“Ahí es donde entra lo que vamos a hacer en el desarrollo del bloque 29 en la Cuenca Salina, es otra oportunidad de tener infraestructura de producción que esté más adecuada a los nuevos requerimientos y con la visión de que las emisiones sean menores; te permite traer tecnologías nuevas de cómo electrificar las operaciones”, comentó durante su participación en un foro realizado por la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi).

No te pierdas: El Estado recibirá casi 68 mil mdd por los 7 principales campos petroleros de la IP

El directivo señaló que esta área del bloque 29, la cual le fue adjudicada a Repsol en consorcio con PC Carigali Mexico Operations, Wintershall DEA y PTTEP México E&P Limited, es una zona donde no hay infraestructura, a 100 kilómetros de la costa.

Desde el año pasado, el consorcio anunció importantes descubrimientos petroleros en los pozos Polok-1 y Chinwol-1.

“Eso nos da todo el plano para crear algo nuevo, no solamente para nosotros, sino que la idea también del bloque 29 es que se convierta en un centro de producción en la Cuenca Salina donde no existe hoy en día esa infraestructura, (…) en esta nueva fase de la industria de hidrocarburos donde esta infraestructura tiene que adaptarse a una nueva realidad que será de 20, 30 o 40 años, eso está por discutirse y por ver cómo avanza esta transición energética”, indicó Limardo.

Por su parte, Alberto de la Fuente, director general de Shell en México, señaló que está el compromiso de que grandes compañías dejen ser exclusivamente de producción de hidrocarburos para convertirse en empresas de energía.

“Nosotros tenemos ya comprometido reducir nuestras emisiones de metano en un 50% para 2030, pero hemos hecho también el compromiso que las emisiones de aquellos que consumen nuestros productos (podamos) llevarlas a cero en 2050, es decir, esta industria está en transformación completa, es una exigencia no solamente de los bancos, de los gobiernos, de los inversionistas, es incluso de los trabajadores de las empresas que estamos comprometidos con el cambio”, aseveró.

De la Fuente coincidió en que habrá un periodo de transición, en la cual se seguirá produciendo hidrocarburos, pero el hecho es que esos ingresos se han comenzado a utilizar para ir fondeando esta transformación.

Sigue la información de los negocios en nuestra sección especializada

Potencial en México

En México existen todavía muchos recursos de hidrocarburos que están sin aprovecharse y que podrían quedarse así ante una transición energética mundial, ya que las empresas han empezado a plantear sus retos de cero emisiones, pero en el ínter el país no puede cruzarse de brazos.

Alma América Porres Luna, comisionada de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), dijo que 52% del potencial que tiene México está sin explorar.

“Estamos en plena transición, pero esto no se hace de la noche a la mañana, tenemos que mitigar esa pobreza energética a nivel mundial y que somos parte de eso, hay grandes retos: de hacer accesible, sin interrupciones, costeable y limpia todas las energías, pasar a la parte de una energía más hacia minerales”, resaltó la comisionada de la CNH.

¿Pero qué tenemos en México?, cuestionó. Tenemos 112,900 millones de barriles de petróleo crudo equivalente como recursos prospectivos todavía, de los cuales la mayor parte está en aguas profundas y no convencionales, detalló Porres Luna.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Pfizer espera producir 80 millones de tratamientos de píldora contra Covid-19
Por

Pfizer solicitó la semana pasada la autorización de emergencia de Paxlovid tras presentar datos que mostraban que tenía...