Reuters.- La rotación de presidentes ejecutivos se disparó en la primera mitad de 2021, ya que las empresas recurrieron a nuevos talentos para navegar las secuelas de la pandemia por Covid-19 y los CEOs estresados buscaron un cambio de carrera, según un estudio de la firma de reclutamiento Heidrick & Struggles.

Los hallazgos ilustran cómo los presidentes ejecutivos no son inmunes al agotamiento que ha arrasado a cientos de millones de trabajadores en todo el mundo desde el inicio de la pandemia y ha empujado a muchos a considerar un nuevo trabajo o estilo de vida, en una ola denominada la “Gran Renuncia”.

“Creemos que se acelerará hasta el próximo año, ya que la gente ha retrasado sus jubilaciones”, dijo Jeff Sanders, de Heidrick.

En la primera mitad de 2021 hubo 103 nombramientos de CEOs de 1,095 empresas en 24 regiones que estudió Heidrick, incluidos Estados Unidos, China y algunos países europeos. Seis meses antes, en la segunda mitad de 2020, 49 empresas cambiaron de CEO, según el estudio.

La mayoría de las empresas mantuvo a sus líderes en su lugar el año pasado, cerrando filas para hacer frente a los desafíos de la pandemia. No obstante, a medida que cedía con la ayuda de las vacunas, las empresas se sintieron lo suficientemente estables como para encontrar un nuevo líder, dijo Sanders.

“Muchos presidentes ejecutivos no tuvieron que viajar tanto”, lo que les ayudó a preservar su energía, dijo Sanders. Pero comunicarse “virtualmente” en un nuevo medio era “agotador”, señaló.

La reticencia de muchos directorios a reunirse físicamente con candidatos a CEO o hacer apuestas arriesgadas con candidatos externos durante la pandemia favoreció a los aspirantes internos, según el estudio. Casi dos tercios de los nuevos presidentes ejecutivos fueron candidatos internos, frente a poco más de la mitad durante el mismo periodo en 2020.

Las mujeres representaron el 13% de los nuevos CEOs en el primer semestre de este año, frente al 6% en el periodo anterior en las regiones estudiadas por el informe.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Sin embargo, no hubo grandes avances en la diversidad, según el estudio, que halló que el 3% de los CEOs de Fortune 100 son negros, el 4% son hispanos o latinos, el 4% son asiáticos y el 1% son de Oriente Medio o África del Norte, por debajo de su proporción de la población estadounidense.

“No creo que (la diversidad de los directores ejecutivos) esté donde debe estar”, dijo Sanders.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

tecnología digital, ciberseguridad,
Ciberseguridad, el otro siniestro que preocupa a las aseguradoras
Por

El segundo factor de mayor riesgo que se percibe en México son las amenazas en materia de ciberseguridad. En el último a...