La incursión de cadenas de supermercados a la venta de combustibles puede convertirse en un alto riesgo para el sector gasolinero tradicional, pues le estaría arrebatando mercado a los competidores que no tienen otra oferta de valor; ante esto será útil una reinvención e innovación de atención a clientes y mejores precios.

Costco, Soriana y Walmart son los supermercados que tienen grandes planes para instalar o expandir sus estaciones de servicio por el país, lo que significa una competencia más aguda para las gasolineras de alrededor, adviertió Francisco Javier Quezada, analista del sector.

El caso más preocupante es el de Costco, que sí opera su propia marca y que ha logrado ventas de 3 millones de litros de combustibles al mes, refirió.

“Tienen el gran aliciente de precios bajos y recompensas a los clientes que están afiliados y los puntos adicionales que se obtienen cuando se realiza el pago con tarjeta de la tienda y recompensas”, detalló.

Lee: Walmart entra al negocio de gasolineras: pondrá estaciones afuera de sus tiendas

Quezada apuntó que esas ventas no corresponden a una demanda incremental, sino que es un producto que dejan de vender otras estaciones.

En el caso de Walmart y Soriana, éstas tienen un mecanismo en el que no pueden aprovechar todos los beneficios que les da precisamente la marca del supermercado, pues las gasolineras son operadas por terceros; en el caso de la primera, va de la mano con Gazpro y la segunda, con Hidrosina.

“No es un peligro tan grande en este momento”, dijo el analista.

Pero el próximo año esto se iba a ir recrudeciendo. “Es tema de ocupación y preocupación”, comentó el experto durante su participación en la Expogas de la Asociación Mexicana de Proveedores de Estaciones (Ampes).

No te pierdas: Construcción de gasolineras se desploma 76% por permisos atorados

Otra competencia de impacto para el sector gasolinero tradicional que observa Quezada es la factibilidad de apertura de estaciones de servicio de bajo costo en grandes centros urbanos.

“Ya hemos encontrado gente que está promoviendo estaciones de bajo costo, estaciones modulares, que si finalmente se instalan a una inversión mucho más reducida, podría implicar que vendan más barato y puedan implicar también una verdadero dolor de cabeza para ustedes”, advirtió a los gasolineros.

En ese contexto, el especialista recomendó que en una época de incertidumbre en el país, el próximo año se debe reforzar la atención al consumidor.

“Hay que reinventarse, pero no de dientes para afuera, hay que realmente negociar con la marca que se tenga, no contentarse con lo que ofrece, un color, una iluminación, producto”, recomendó Quezada.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Quálitas incursionará en seguros médicos para el primer semestre de 2022
Por

Ante el crecimiento de la población que está envejeciendo en el país, Quálitas planea incursionar en el sector de seguro...