Reuters – Volkswagen de México hizo un llamado a sus miles de empleados en Puebla a considerar soluciones alternas a las demandas por aumentos salariales que enfrenta con el fin de preservar la estabilidad, cuando anticipa una caída anual mayor al 24% en las ventas domésticas por la crisis del coronavirus.

Tras suspender sus operaciones por más de tres meses para contener la pandemia, la debilitada automotriz se enfrenta a una negociación de contrato colectivo en la que le exigen un 12% de alza salarial que, de no ser exitosa, desencadenaría una huelga a partir del 18 de agosto, dijo el sindicato a medios locales.

La armadora de origen alemán fue de las últimas en reactivar actividades en junio, debido a estrictas medidas sanitarias del gobierno local, encabezado por el morenista Miguel Barbosa. Su capital es actualmente el epicentro nacional de contagios, al acumular casi 11,000 casos confirmados.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

“Hay que entender el contexto que se está viviendo porque ante la pandemia justamente lo que tenemos que buscar son salidas distintas ante condiciones completamente inéditas”, dijo el director de Comunicación de Volkswagen México, Mauricio Kuri, en una entrevista con la radio local.

“Y ahora que no hay (recursos), pues tenemos que tener soluciones más creativas“, agregó el portavoz de la marca que, aseguró, no ha hecho despidos a la fecha y hasta mayo tenía 11,364 colaboradores en la planta en Puebla, incluyendo personal administrativo y técnico.

Lee también: La Comer planea abrir cerca de 10 tiendas en 2021, a pesar de Covid-19

Kuri detalló que más de 600 empleados considerados “población vulnerable” al virus permanecen en sus casas y tuvieron que ser sustituidos temporalmente. “Hay que valorar lo que hoy se tiene antes de hablar de un aumento de sueldos”, dijo.

El portavoz anticipó que, en medio de una menor demanda global, este año se venderá menos de un millón de vehículos nuevos en el mercado doméstico, porque las ventas están regresando a niveles de 2009, año de la más reciente crisis económica, cuando se comercializaron menos de 755,000 unidades.

“Lo que buscaremos, creo yo, todos en conjunto como equipo, es tratar de darle estabilidad la planta productiva. Lo que toca es tratar de enfrentar los proyectos que se tienen”, señaló Kuri. El sindicato independiente de Volkswagen no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios por parte de Reuters.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Cemex venta activos Breedon Group reino unido
Cemex vende activos por 230 mdd en Reino Unido
Por

Como parte de una estrategia para reducir deuda y tener recursos, Cemex informó que culminó la venta de activos a Breedo...