EFE.- El grupo automovilístico alemán Volkswagen va a invertir en los próximos cinco años 159,000 mde (150,000 millones en el plan de inversiones de 2020), de ellos 89,000 mde en la electrificación y software y 56,000 mde en la digitalización de sus fábricas.

Tras una reunión del consejo de supervisión, el grupo VW informó hoy de que quiere fabricar a partir de 2025 en Martorell (Barcelona, noreste de España) un eléctrico compacto y en Pamplona (norte), un todoterreno eléctrico.

Al presentar su plan de inversiones para los próximos cinco años, el grupo VW ha dicho que en la Península ibérica prevé “producir a partir de 2025 en la fábrica de varias marcas de Martorell vehículos eléctricos compactos y en la fábrica de varias marcas de Pamplona eléctricos de la clase SUV”.

“La decisión final depende de las condiciones generales y de la ayuda pública”, añade el grupo VW en un comunicado.

VW quiere que el 25% de los vehículos vendidos en 2026 tenga un motor eléctrico.

De los 89,000 millones de euros que van a nuevas tecnologías, electrificación y software, 52,000 millones son para movilidad eléctrica, 8.000 millones para híbridos y 30,000 a software, según cifras de VW.

El consejo de supervisión de VW ha decidido que junto con las fábricas alemanas en Zwickau y Emden, otras factorías europeas sean electrificadas.

Te puede interesar: Volkswagen para producción en una planta de Alemania por falta de chips

La fábrica de Wolfsburg, donde el grupo VW tiene su sede central, producirá a partir de 2023 parte de la producción del eléctrico ID.3 y a partir del 2026 el Trinity, la producción en serie de este modelo eléctrico, autónomo y conectado.

El consorcio VW confirma un objetivo de rentabilidad operativa en la parte alta del rango entre el 6 y el 7.5% para el 2021, unas entregas de 9 millones de vehículos y un flujo de caja neto en el área automovilística de 15,000 mde antes de extraordinarios.

El consejo de supervisión también confirma que Herbert Diess seguirá siendo el consejero delegado del grupo y que a partir del 1 de enero de 2022 será responsable de la división de software CARIAD.

Ralf Brandstätter, que es el consejero delegado de la marca VW, asume a partir del 1 de enero la responsabilidad de una nueva unidad de Volkswagen Turismos y a partir de agosto del próximo año del negocio en China.

El presidente del consejo de supervisión de VW, Hans-Dieter Pötsch, ha dicho que las decisiones tomadas hoy muestran con qué vehemencia impulsan la transformación del consorcio VW.

“Estamos muy convencidos de poder poner en forma al consorcio Volkswagen para el futuro con las inversiones aprobadas ahora”, añadió Pötsch.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Nubank se valora en 52,000 mdd en su debut en Nueva York
Por

La empresa de tecnología financiera con sede en Sao Paulo, respaldada por Berkshire Hathaway Inc. de Warren Buffett , só...