La empresa guatemalteca Procesadora de Alimentos Malher se incorporó a Nestlé. Con negocios de lácteos, café, cereales, alimentos para bebés y alimentos para mascotas tienen un programa de Creación de Valor Compartido basado en tres pilares fundamentales: aprovechamiento de agua, desarrollo rural y nutrición.


Por Miguel Rentería

En septiembre de 2010, la empresa guatemalteca Procesadora de Alimentos Malher se incorporó a Nestlé y des­de entonces es el líder en el ramo y la segunda en consumo masivo.

PUBLICIDAD

En una conversación con Forbes Centroamérica, el gerente general de Malher en Guatemala, Rodrigo Eduardo Beheran, y el director de Comunicación Corporativa de Nestlé Centroamérica, Frank Pflau­mer, detallaron los principios que rigen su misión en la zona.

Con negocios de lácteos, café, cereales, alimentos para bebés y alimentos para mascotas tienen un programa de Creación de Valor Compartido basado en tres pilares fundamentales: aprovechamiento de agua, desarrollo rural y nutrición.

La protección de la naturaleza se hace evidente con la puesta en marcha de una planta de tratamien­to de aguas residuales que cumple los estándares mundiales y está preparada para satisfacer todas las normas medioambientales que pueda establecer el país hasta 2020. De su compromiso con el uso del líquido, Frank pone como ejemplo la planta piloto que tienen en Lagos de Moreno, en el estado de Jalisco, México. Ahí utilizan el agua que extraen de la leche antes de convertirla en polvo, para lim­piar las máquinas de la fábrica, es decir, no usan más líquido vital de la naturaleza.

Con ganaderos com­parten las prácticas para hacer mejor su trabajo, buscan que el ganadero mantenga su hábitat en el campo de una manera que pueda estar con su familia y tener un negocio sostenible. Particularmente, en Guatemala, asegura Beheran, mantienen una firme vinculación con los produc­tores de chile jalapeño para que su cadena de producción sea más eficiente y cumpla en rigor con los niveles de calidad que requie­re la empresa para llevar un mejor producto al consumidor.

Con respecto a la nutrición, Malher-Nestlé ha hecho un com­promiso de fortificación de sus pro­ductos de alta penetración y gran masividad, dada la deficiencia de micronutrientes que existe a nivel global. Específicamente en Guate­mala el Consomé de Pollo —cinco millones de platillos diarios usan el producto— ha sido fortificado con hierro y la bebida en polvo Yus de Toki —700,000 vasos al día—, con zinc, vitamina E y vitamina C, es decir, en un año están entregan­do dos billones de porciones fortificadas al consumidor. Además que se han dado a la tarea de disminuir la cantidad de azúcar, sal y grasa en sus productos.

No se trata de agregar micro­nutrientes, la principal barrera tecnológica es que el sabor se mantenga inalterable. Para ello, las empresas cuentan con Centros de Aplicación divididos por especiali­dad en diversos países que utilizan toda la tecnología de los Centros de Investigación de Nestlé, adaptadas para soluciones locales siempre con el propósito de innovar y renovar. Y es que “la innovación, basada en el conoci­miento profundo del consumidor, y la tecnología de punta son el motor de crecimiento de Malher y de Nestlé en general”, asegura Eduar­do Beheran.

Entre los planes de la empresa para el próximo año está el de apoyar a los jóvenes en el primer empleo.

 

Siguientes artículos

CES 2016: Parrot presenta el primer drone de alas fijas
Por

Hace dos años la empresa francesa fue la primera en ofrecer un cuadricóptero listo para volar al salir de la caja. Hoy l...