Nestlé se encuentra en el proceso de reformulación y mejora de sus cereales, para atraer a más consumidores, para lo cual planea expandir la capacidad de producción de su planta en Lagos de Moreno, Jalisco, para la segunda mitad de 2018.

“Con la reformulación y mejora del perfil nutrimental, creemos que puede acelerarse la demanda de nuestros productos, entonces estamos evaluando un proyecto de expansión de capacidad, lo cual consideramos para 2018”, comentó Felipe Santana, vicepresidente de Cereales Nestlé México, en entrevista con Forbes México. 

El complejo, que surte al mercado nacional, a Centroamérica y el Caribe, podría aumentar en 30% su capacidad de producción, en aproximadamente 50,000 toneladas de cereal. El aumento se destinará tanto para exportación como para abastecimiento local.

Se espera que Cereales Nestlé reporte un crecimiento de entre 6.5% y 8% en ventas al cierre de 2017, por arriba del desempeño en la categoría a nivel nacional, de poco más de 2%. Para el 2018, la empresa de alimentos espera rebasar dichos porcentajes.

PUBLICIDAD

“Para regresar a crecimientos más atractivos, la categoría (de cereales en el país) necesita ofrecer un mejor producto, más en línea con las necesidades e intereses del consumidor actual”, añadió Santana.

En 2017, Nestlé lanzó una oferta de granolas, barras de cereal y mudó hacia fórmulas sin saborizantes y colorantes artificiales en cereales de caja, incrementando la aportación del grano integral.

El año pasado, la compañía lanzó las barras de Nesquik y de Fitness, una estrategia que esperan expandir en 2018 hacia marcas como Cheerios, al tiempo en que evalúan ofrecer opciones de consumo como recipientes con leche en polvo y cereal, como en Asia.

Te puede interesar: Nestlé producirá cereales con maíz y trigo mexicanos

En septiembre de 2017, Nestlé se estableció como meta consumir maíz y trigo 100% nacional hacia el 2022, lo que beneficiará a productores de Guanajuato y también le permitirá disminuir el impacto por el tipo de cambio.

Lo anterior se realiza mediante un convenio que firmó la empresa el pasado 5 de septiembre con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) para el consumo de granos, maíz y trigo de producción nacional de forma sustentable en cinco años más.

 

Siguientes artículos

Ara no logra alcanzar la rentabilidad de las vivienderas gigantes
Por

La política conservadora del CEO, Germán Ahumada, ha dado solvencia a esta constructora, que se desmarcó de las viejas g...