El gigante suizo de alimentos Nestlé pagará a Starbucks 7,150 millones de dólares en efectivo por los derechos de venta de los productos de la cadena de café de los Estados Unidos en todo el mundo, vinculando una marca premium con la distribución global de Nestlé.

El acuerdo del lunes para una empresa con 2,000 millones en ventas refuerza la posición de Nestlé, ya que la mayor compañía de café del mundo intenta fortalecer su lugar en la cima de un mercado que cambia rápidamente, detalló la agencia Reuters.

Lee también Nestlé y Starbucks, cerca de acuerdo en negocio de paquetes de café

Es un golpe audaz del nuevo presidente ejecutivo de Nestlé, Mark Schneider, quien ha convertido al café en una prioridad estratégica mientras trata de convencer a los incómodos accionistas, incluido el activista Third Point, de que puede impulsar el desempeño del extenso grupo.

El analista de Bernstein, Andrew Wood, dijo que la tercera adquisición de Nestlé permitiría a la compañía suiza expandir la marca a través de su red de distribución global.

Las acciones de Nestlé subieron un 1.4% a mitad de sesión, habiendo caído más de un 8% en lo que va del año la acción de Starbucks fue indicada 2.8% más alta.

Starbucks, la cadena de cafeterías más grande del mundo, con sede en Seattle, dijo que usará las ganancias para acelerar las recompras de acciones y que el acuerdo se sumaría a las ganancias por acción (EPS) para el 2021 a más tardar.

Nestlé dijo que espera que el acuerdo venda cafés y bebidas envasadas de Starbucks que se sumarán a las ganancias para 2019 no involucrará ninguno de los cafés de Starbucks o productos listos para tomar.

Pero sí permite a Nestlé vender café de Starbucks en cápsulas individuales, como lo hace ahora con Nespresso y Nescafe, y expandir las ventas de café soluble de Starbucks, un mercado clave en Asia. Starbucks ahora vende café de un solo uso en cápsulas Kuerig K-cup.

El nombre de Nestlé no aparecerá en los productos de Starbucks. “No queremos que el consumidor perciba que Starbucks ahora es parte de una familia más grande”, dijo una fuente de Nestlé.

Starbucks, fuerte principalmente en los Estados Unidos, tendrá la última palabra sobre la expansión de su gama de productos.

“Esta alianza global de café llevará la experiencia de Starbucks a los hogares de millones más en todo el mundo a través del alcance y la reputación de Nestlé”, dijo el presidente ejecutivo de Starbucks, Kevin Johnson.

Nestlé y Starbucks unen sus fuerzas en una categoría de bebidas para el consumidor altamente fragmentada que últimamente ha visto una serie de acuerdos.

JAB Holdings, la empresa de inversión privada del multimillonario europeo Reimann, ha alimentado la ola de consolidación con una serie de acuerdos que incluyen Douwe Egberts, Peet’s Coffee & Tea y Keurig Green Mountain, reduciendo la brecha con Nestlé.

PUBLICIDAD
 

Siguientes artículos

Nokia adquiere al fabricante de software SpaceTime Insight
Por

La empresa de Sillicon Valley provee aplicaciones de monitorización y análisis a FedEx y a la segunda operadora ferrovia...