La empresa brasileña de e-commerce Netshoes es un líder en América Latina en el sector de artículos deportivos y desde el pasado mes de abril cotiza en la bolsa de Nueva York, pero su incursión en el mercado accionario no ha sido sencilla.

La empresa nació en el año 2000 como una idea del brasileño Marcio Kumruain y su primo Hagop, ambos de ascendencia armenia. Lo primero que hicieron fue poner en un terreno de un familiar su propia tienda de zapatos, productos que su familia durante años había fabricado en Brasil.

Octavio Lyra, Investor Relations Office de Netshoes, explicó que desde el primer momento tenían en mente poner un portal de e-commerce, debido a su interés por la tecnología y sus avances. Actualmente Marcio es el CEO de la empresa, mientras que Hagop no opera en ella, tan solo es accionista.

Hoy, Netshoes está presente en Brasil, Argentina y México, en los tres países, la mayor parte de sus clientes son hombres jóvenes entre 18-45 años con gusto por el deporte y acceso a internet. En Brasil, además, cuentan con el portal de moda Zattini, con el cual buscan captar al mercado femenino.

PUBLICIDAD

 

Difícil salida a bolsa

El pasado 11 de abril salieron a bolsa con la intención de levantar 165 millones de dólares. Pero durante los primeros días tuvieron que hacer frente a la depreciación de su acción al empezar en el mercado bursátil el mismo día que la empresa brasileña Odebrecht hacia pública la lista de los implicados en los casos de soborno y tenía lugar una nueva ola de bombardeos en Siria.

Octavio Lyra mencionó que la elección de la bolsa de Nueva York para iniciar su aventura en el mundo de las acciones no fue sencilla, hicieron un estudio basado en sus intereses y determinaron que la situada en la Gran Manzana fuese la elegida, porque en ella se encuentran los principales players en lo que a e-commerce se refiere.

Después de sufrir esos reveses durante las primeras semanas, la empresa brasileña se asentó y empezaron a llegar los resultados hasta convertir en éxito la salida a bolsa, al lograr levantar esos 165 millones de dólares que tenían presupuestados. Incluso, el día de hoy el precio de su acción es mejor que su precio de colocación inicial.

Al preguntarle por la utilización de los recursos levantados de su salida, Octavio declaró que serán usados en estrategias de largo plazo. Las cuales serán aplicar el roll out de lo desarrollado en Brasil y aplicarlo en México y Argentina, como la llegada de Zattini a estos dos países, así como la creación de una marca propia y en desarrollo tecnológico al tratarse de una empresa basada en la tecnología.

 

Devaluación de moneda local

La empresa presentó sus resultado en el primer cuatrimestre del año. Sus ventas netas totales crecieron, superando la cifra del mismo cuatrimestre en el año anterior: 396.2 millones frente a los 347.9 del primer cuatrimestre de 2016.

Pero si nos centramos en su división internacional, México y Argentina, vemos como las ventas netas descendieron en comparación al mismo cuatrimestre del año anterior: 44.5 millones frente a 40.7 millones.

Esto se debe en palabras de Octavio Lyra a la devolución que sufrieron los pesos mexicanos y argentinos frente al dólar por toda la situación que se ha estado viviendo en los últimos meses, con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

A pesar de eso, las ventas se incrementaron 24% y, lo más importante, es que su rentabilidad también creció, con lo cual el flujo de recursos es mucho mejor que el año pasado.

 

Un mercado con potencial

El portal de e-commerce brasileño llegó a México en 2011 y se ha consolidado como una opción para que los usuarios de internet que les gusta el deporte adquieran productos.

El objetivo de la marca es continuar con un crecimiento similar a los anteriores y poder consolidar la posición de liderazgo que ya tienen. Ricardo Martínez, director general de Netshoes en México, advirtió que le gustaría copiar lo hecho en Brasil en nuestro país, porque es un mercado muy confiable donde internet crece 30% cada año y 60% de la población usa la red. De ese porcentaje 3 de cada 10 ya compran en línea, pero todavía hay mucho que avanzar.

Su factor de diferenciación frente a otros portales de tiendas deportivas, que es gracias a la naturaleza de su negocio, no tienen una dependencia fija y brinda una experiencia totalmente digital.

Además, cuentan con su propio centro de distribución, situación que genera tener precios mas competitivos y dar un servicio al cliente de calidad.

 

Siguientes artículos

El TLCAN que en México queremos
Por

Hoy el acuerdo comercial enfrenta un proceso de renegociación a petición de Trump, mientras el gobierno mexicano está di...