El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, eligió hoy a Nikki Haley, gobernadora de Carolina del Sur, para representar al país ante la ONU, lo que constituye el primer nombramiento, hasta el momento, de una mujer para un puesto clave en el futuro gobierno del republicano.

A través de un comunicado, el equipo de transición del futuro mandatario informó sobre el nombramiento de Haley, hija de inmigrantes de la India, en el puesto que actualmente ocupa Samantha Power y el cual se haría oficial este miércoles.

“La gobernadora Haley ha probado su capacidad para unir a la gente sin importar su procedencia o su afiliación política con el fin de hacer avanzar políticas para mejorar su estado y su país”, declaró Trump.

“Ella es una persona capaz de alcanzar acuerdos y esperamos lograr muchos acuerdos. Ella será una gran líder para representarnos en la escena mundial”, añadió.

PUBLICIDAD

Te interesa: Trump elige al antiinmigrantes Jeff Sessions como fiscal general.

Haley será la primera política de ascendencia india en ocupar esa representación, además de que se integrará a un gabinete dominado hasta ahora por hombres de raza blanca y conservadores.

La gobernadora de Carolina del Sur desde 2011, se opuso a Trump durante el proceso de primarias del Partido Republicano y brindó su apoyo, primero, al senador por el estado de Florida, Marco Rubio, y cuando este fue eliminado, al senador por Texas, Ted Cruz.

A pesar de esa inicial oposición, el nombre de Haley, de 44 años, sonó como posible compañera de fórmula de Trump como candidata vicepresidencial, puesto que acabó en manos del gobernador de Indiana, Mike Pence.

Fuentes citadas por medios estadounidenses indican que Haley, como representante de Estados Unidos ante la ONU, formará parte del gabinete presidencial, un nivel de importancia que algunos presidentes republicanos no han conferido a los representantes del país ante las Naciones Unidas.

Lee más en: La estrategia de México y el Triángulo Norte ante las deportaciones de Trump.

Destaca que el pasado jueves, Haley se reunió con el presidente electo en la Trump Tower de Manhattan, Nueva York, donde hablaron de “múltiples temas”, según dijo la propia gobernadora a la prensa a su salida del encuentro.

La asesora del millonario neoyorquino, Kellyanne Conway, quien actúa como portavoz del equipo de transición, dijo que la gobernadora había llegado a Nueva York para prestar “sus consejos” y hablar del “gran éxito” que ha tenido como máxima autoridad ejecutiva de Carolina del Sur.

Anoche, el diario estadounidense The Wall Street Journal adelantó que Haley era la candidata con más posibilidades de convertirse en la representante de Estados Unidos en la ONU.

Haley es considerada una de las jóvenes figuras políticas más populares en las filas republicanas; sin embargo no tiene más experiencia en asuntos internacionales que las negociaciones comerciales a favor de su estado con algunos países.

 

Siguientes artículos

Trump vs. México: primer round
Por

El mensaje que Trump emitió el lunes ha dado esperanzas de que México puede no ser un tema tan importante para el hoy Pr...