Ningún partido político se salva de los casos de corrupción, ya que no hay ninguno que no haya tenido señalamientos de ese tipo entre sus militantes y personajes, señaló el presidente Enrique Peña Nieto.

En entrevista con Ezra Shabot para Canal Once el domingo, el mandatario dijo que todos los institutos políticos han tenido que enfrentar el costo por los casos de corrupción, pero señaló que se debe separa “la conducta de algún funcionario respecto a su militancia partidista”.

Las declaraciones del presidente se dan ante las acusaciones en contra de diversos gobernadores por una mala administración, como la de Javier Duarte en Veracruz, en donde se acusa al aún militante priísta –ya que este martes se prevé que el PRI lo expulse de sus filas– de desvío de recursos y otros delitos. El mandatario veracruzano se encuentra prófugo luego de solicitar licencia al cargo y que la PGR busca cumplir una orden de aprehensión en su contra.

Lee: Javier Duarte no ha salido legalmente del país: Osorio Chong

PUBLICIDAD

Asimismo, el presidente Peña Nieto dijo que como militante del PRI confía en que el partido se crecerá ante escenarios adversos:

“Veo un PRI que está más vigente que nunca, con gran vitalidad, con gran energía y creo que habrá de crecerse al castigo, a escenarios adversos… Lo que ha pasado en las competencias es del pasado y viene el futuro”, comentó.

 

Visita de Trump pudo hacerse de “una mejor manera”

El presidente aseguró que el encuentro con el candidato presidencial republicano Donald Trump pudo haberse realizado de “una mejor manera” y reconoció la polémica que desató la visita del magnate que aspira a la Casa Blanca.

“¿Si pudimos haber hecho de mejor manera las cosas? Tal vez sí, también hay que reconocerlo. Yo creo que este interés genuino por propiciar un encuentro para cuidar los intereses de México creo que se pudo haber hecho de una mejor manera”, dijo en una entrevista transmitida este domingo en Canal Once.

“Dije sí (a que viniera Trump a México), porque al final de cuentas se trata de velar por el interés de México, aunque pudiera resultar muy polémica, o como resultó de hecho a la postre tal encuentro”, afirmó Peña Nieto respecto a que Trump aceptó de inmediato la invitación para reunirse con él en México.

Te puede interesar: Trump hace campaña en Los Pinos

La visita del candidato republicano el 31 de agosto causó sorpresa e indignación de la sociedad, así como duras críticas en contra del gobierno, debido a que el magnate ha utilizado una agresiva retórica contra los inmigrantes mexicanos durante su campaña.

Trump ha dicho que México ha estado enviando violadores y traficantes de drogas a EU, con lo que justifica sus amenazas de levantar un muro en la frontera, que aseguró pagarían los mexicanos, y romper acuerdos comerciales.

Lee también: CCE rechaza la visita de Trump y defiende el TLCAN

Asimismo, Peña Nieto dijo que lamenta que México haya parecido muy involucrado en el proceso electoral de EU por dicha invitación y visita, pero sostuvo que el “posicionamiento de afrenta genuina contra México” de Trump lo apuró a efectuar la invitación y defendió que era una acción necesaria para defender a los millones de mexicanos que viven en el vecino país del norte.

Durante su visita, Trump se mostró abierto al posicionamiento del presidente Peña Nieto y un ánimo cooperativo con el país, sin embargo, ese mismo día, a su regreso a EU, dijo ante una multitud en Arizona que el gobierno mexicano pagaría el 100% de un muro fronterizo.

Cabe recordar que la Presidencia de la República también extendió una invitación a la candidata demócrata Hillary Clinton, quien rechazó la propuesta. Posteriormente se buscó un encuentro en Nueva York, pero no fue posible. Hoy la ex primera dama se enfila para ganar la elección del 8 de noviembre.

Lee: ¿Qué hay detrás del fenómeno Trump?

 

Siguientes artículos

camara-diputados
Ley de Ingresos 2017: pésimas señales
Por

La Ley de Ingresos de la Federación, aprobada por la Cámara de Diputados, plantea ingresos, del orden de 51 mil 380 mill...