Paulina Bravo tiene 13 años de edad, se dedica a vender etiquetas personalizadas para cualquier producto o empaque y además elabora gomitas artesanales; Renata Gómez Gaismán es una joven de 16 años que inició un negocio de repostería; Valentina Pacheco Rodríguez es de Costa Rica, tiene 7 años de edad y desarrolló un pequeño negocio de galletas.

Maira del Busto Mendoza cuenta con 14 años de edad y ya hizo el primer número de un cómic; Fátima Acosta Escalante es de Campeche, tiene 10 años y ahora vende helados, aunque ya tuvo otro emprendimiento con una bola desestresante que no funcionó; Nicol Haufe impulsa en Facebook lo que será una página para difundir consejos para cuidar a los perros y en algún momento probó haciendo joyería para peluches.

Éstos son sólo algunos de los niños participantes del Segundo Congreso Internacional de Niños Emprendedores Businesskids, celebrado en Puerto Vallarta, Jalisco.

Los pequeños y sus padres, así como invitados especiales, disfrutaron de tres días de intensas actividades y ponencias de expertos; además compartieron sus experiencias y negocios con todos los asistentes.

PUBLICIDAD

Arturo Díaz Lombardo, coordinador de enlace con estados del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), destacó el trabajo hecho por Businesskids y consideró que la niñez es el momento ideal para cultivar el espíritu emprendedor.

“Es el momento ideal… ojalá y esto lo hubiéramos empezado a hacer hace años y en este momento tendríamos otro país, pero nunca es tarde; estamos empezando. Tenemos a los jóvenes, a los adolescentes, que tenemos también que impulsarlos para que también cuenten con las herramientas necesarias para emprender”, indicó el representante del Inadem en este evento.

 

Emprender hace familias felices

Los padres también compartieron las experiencias que han tenido desde que sus hijos ingresaron a este programa infantil de emprendimiento.

Erika Barquero, una de las madres que trajo a su hija desde Costa Rica a participar en el Congreso, explicó que después de una clase gratis, decidió mantener a su hija en Businesskids; primero, porque su hija quedó encantada y después porque vio que el contenido de los cursos era muy diferente a lo que enseñan en las escuelas.

“Cuando vi los temas me di cuenta que tenía muchas relación con la realidad, con lo que realmente vamos a necesitar para la vida. Muy diferente a lo que enseñan en las escuelas”, indica Erika, madre de Lucía, una pequeña de 9 años de edad que ingresó hace año y medio a Businesskids. En ese tiempo, Lucía ha dado forma a Gatorigami, una pequeña empresa que vende una gran variedad de figuras de papel hechas con la técnica japonesa del origami.

Entre los pequeños asistentes a este Congreso está Viviana Álvarez de la Cadena Garza, una pequeña de 11 años de edad originaria de Monterrey, Nuevo León, con una increíble propuesta de emprendimiento social y ecológico que ya ha sido apoyada por gobiernos locales.

“Salvemos el Planeta es un proyecto ecológico que busca crear conciencia en los niños para que se conviertan en agentes del cambio”, explica Viviana sobre su proyecto.

Esta pequeña implementó un curso de seis sesiones en el que se ven temas de ecología y al finalizar se realizan jornadas de voluntariado en beneficio de la ecología y de las comunidades. La primera vez lo realizó en la colonia Plan de Ayala en el municipio  de San Pedro, Nuevo León, y después lo replicó en un albergue del DIF en Monterrey.

 

Desarrollo de competencias y becas

Esta marca, la cual fue ganadora del Premio Nacional de Franquicias en la categoría de Franquicia Novata del año en 2015, actualmente tiene presencia en México, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Panamá, Estados Unidos y a partir del próximo año abrirá en España.

Cuenta con 65 centros de emprendimiento infantil, 4 propios y 61 franquiciados, y enseña emprendimiento a alrededor de 1,500 niños en cada ciclo.

Mari Carmen Cabrera, fundadora y directora general de Businesskids, destacó las ventajas que tiene los programas de emprendimiento infantil desarrollados por su marca.

“El principal logró es que el modelo va desarrollando las competencias. Hay niños que son muy líderes, pero que después están haciendo bullying, entonces tenemos que convertirlos en un liderazgo positivo. Yo te diría que después de un año en Businesskids el niño ya tiene muy desarrolladas todas (las competencias), pero ya para convertirlo en un caso de éxito son de 2 a 3 años”, explica.

 

Modelo de negocio al otorgar becas

“Tenemos programas de becas. Muchos de los niños que se gradúan son de beca; por ejemplo, en Costa Rica se inició un programa con más de cien niños con fondos del Inadem. También tenemos una franquiciataria que busca recursos para llevar Businesskids a orfanatos. Además, todos los franquiciatarios de Businesskids tienen la obligación de becar a dos niños cada ciclo. Antes (los niños) eran elegidos por los franquiciatarios, pero ahora los pequeños se tienen que meter a un concurso por Facebook donde tienen que hablar de sus negocios y nosotros los evaluamos para ver qué niño quiere verdaderamente emprender y ganar la beca de 100%”, explica Mari Carmen.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @elopez_loyola

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Starbucks cierra su mejor año fiscal desde su salida a bolsa
Por

Las ganancias anuales del gigante de las cafeterías crecieron 11.5% frente a las del año previo. El cuarto trimestre fue...