Aunque el Protocolo de Protección a Migrantes ofrece empleos, albergues y atención médica para los migrantes, el gobierno de México no les otorgará visas o salvoconductos para transitar libremente por territorio mexicano.

Esta decisión obligó a Fernanda, una migrante de 27 años de Honduras, a mandar a su hijo de siete años sólo a los Estados Unidos, de acuerdo con la BBC.

“Dejé ir a mi hijo de 7 años sólo a Estados Unidos. Lo llevé al puente que conecta México con Estados Unidos. Le di un beso y le dije que caminara hasta que encontrara a los oficiales de migración”, dijo la migrante, que desde octubre acampa en la calle en Matamoros, Tamaulipas, uno de los estados más peligrosos del país, bajo el programa Quédate en México.

Debido al Protocolo de Protección a Migrantes (M.P.P. por sus siglas en inglés), miles de migrantes están en México esperando respuesta a su proceso de asilo en EU.

“Mandar a mi hijo solo a EU, fue la decisión más difícil de mi vida. Fue una opción desesperada porque como madre ya no estaba dispuesta a que siguiera durmiendo en el suelo. Aquí pasaba hambre y frío “, cuenta Fernanda.

Gustavo, hijo de Fernanda, es uno de los al menos 135 niños que la Oficina de Reasentamiento de Migrantes de EU (ORR, por sus siglas en inglés) reconoce bajo su custodia.

Los padres de estos niños apuestan a que sus familiares en Estados Unidos comprueben su parentesco ante las autoridades y se hagan cargo de ellos. Los padres desean entrar también legalmente pero con el programa Quédate en México las posibilidades son muy bajas.

Te recomendamos: Reportan altercados en frontera con Guatemala por migrantes que intentan cruzarla

 

Siguientes artículos

Seguridad
Coparmex propone nueva enfoque de seguridad y ofrece colaborar
Por

La Coparmex planteó que sus centros empresariales participen en consejos de monitoreo y evaluación de políticas públicas...