La Unicef y el Coneval detallaron que 53% de los niños mexicanos entre 0 y 17 años se encuentra en situación de pobreza. Una proporción importante de esta población  no tiene acceso a los bienes indispensables para su alimentación, lo que obstaculiza  el ejercicio de sus demás derechos.

 

 

El Fondo de las Naciones Unidas para la  Infancia (Unicef) en México y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de  Desarrollo Social (Coneval) presentaron el reporte ejecutivo “Pobreza y  Derechos Sociales de Niños, Niñas y Adolescentes en México”, que  analiza las particularidades de la pobreza infantil y las tendencias observadas en  ese periodo.

La Unicef y el Coneval detallaron en el reporte que en 2012, 21.2 millones de niños y adolescentes se encontraban en pobreza y 4.7 millones en pobreza extrema.

El 53.8% de la población entre 0 y 17 años estaba en situación de pobreza, una cifra mayor que la nacional, que se ubicó en 45.5%. La población de 18 a 64 años, representa el 40.7%

El grupo de menores de un año presentaba mayores niveles de carencia por acceso a los  servicios de salud con un 27.5%. Asimismo, el 28.2% de esta población enfrentaba inseguridad alimentaria moderada o severa.

A pesar de que la economía mexicana registró un crecimiento anual promedio de 4.3% entre 2010 y 2012 (Banco Mundial, 2013), éste no se vio reflejado en  una disminución de los niveles de pobreza en general ni entre la población de 0 a  17 años, pero sí se registró una reducción de la pobreza extrema. Además, en  comparación con el 2010, en 2012 hubo un incremento en el acceso a los servicios  de salud para 3.4 millones de niños y adolescentes.

Otro hallazgo del reporte es que, en 2012, 61.3% de la población de 0 a 17 años era  parte de hogares con un ingreso inferior a la línea de bienestar y 28.2%  enfrentaba inseguridad alimentaria moderada o severa (es decir, carecían de los  recursos necesarios para adquirir los alimentos que requerían para tener una  alimentación sana y variada).

Estos dos indicadores demuestran que una proporción importante de esta población  no tiene acceso a los bienes indispensables para su alimentación, lo que obstaculiza  el ejercicio de sus demás derechos.

 

Siguientes artículos

Cofece celebra aprobación de Ley de Competencia
Por

La Comisión Federal de Competencia Económica  reconoce el trabajo de los poderes Ejecutivo y Legislativo, para lograr lo...