El presidente ejecutivo de Deutsche Bank, John Cryan, dijo a empleados e inversionistas que no hay una situación de alarma y desmintió que la institución este al borde de un aparente colapso financiero, luego de que reportes periodísticos señalaron que el banco alemán enfrenta una crisis de confianza por un reciente escándalo con las llamadas hipotecas basura.

A través de una carta, Cryan dijo que “hay fuerzas en curso ahora en el mercado que quieren debilitar la confianza en nosotros”, pero aseguró que se tiene afianzada una liquidez de 200,000 millones de euros, por lo que no hay motivos para la alarma.

“Nuestro trabajo ahora es asegurar que esta percepción distorsionada no influya con mayor fuerza en nuestras operaciones diarias”, dijo en un momento en que las acciones del prestamista más grande de Alemania cayeron a los 9.89 euros, bajando por primera vez de los diez euros, en medio de las preocupaciones sobre su estabilidad.

La causa inmediata de la crisis de Deutsche Bank es una posible multa del Departamento de Justicia de Estados Unidos, disputada por Deutsche, por sus ventas de valores respaldados por hipotecas que podría ascender a 14,000 millones de dólares.

PUBLICIDAD

La causa son dudosos negocios hipotecarios en los años 2005 a 2006, que derivó en la mayor crisis financiera internacional en la historia contemporánea.

El New York Times informó esta semana que la venta realizada por el Deutsche Bank esta semana de una aseguradora filial británica no responde a la pregunta de cómo el mayor banco alemán reunirá los 14,000 mdd que le exige el gobierno estadounidense y que lo podría infracapitalizar.

De acuerdo por las informaciones manejadas por ese medio y por periódicos alemanes, el banco alemán cuenta con un presupuesto de 5,500 millones de euros para el pago de demandas y deudas.

 

Siguientes artículos

La fórmula para que los seguros sí paguen
Por

La directora general de BNP Paribas Cardif, Nicole Reich, afirma que los nuevos seguros deben apelar a los miedos más gr...