La empresa petrolera Deutsche Erdoel AG está dispuesta a que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador revise los contratos petroleros durante el tiempo que sea necesario.

“No, no me preocupa, pienso que el futuro Gobierno debe tomarse el tiempo que necesite para sentirse cómodo con lo que ha ocurrido, para ubicarnos al mismo nivel de confianza. Seremos pacientes, esperaremos.  Si las cosas se retrasan un poco, creo que será natural”, comentó Maria Moræus Hanssen, directora general de la compañía alemana a Forbes México.

Su comentario se produce ante las revisión de más de 100 contractos petroleros que ha comenzado el equipo de transición energética del gobierno electo, que encabeza Rocío Nahle, propuesta como secretaría de Energía. La Senadora electa comenzó con el contrato del consorcio formado por Talos Energy, Sierra Oil & Gas y Premier Oil.

A pesar de que su alianza estará bajo la lupa del nuevo gobierno, para Moræus Hanssen, Pemex es un socio de mucha confianza.

La Reforma Energética detonó una relación estrecha entre ambas empresas. Por ejemplo, En la ronda 2.1 organizada por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), DEA y Pemex ganaron el área dos de la provincia petrolera Tampico-Misantla.  Este bloque mide 549 kilómetros cuadrados con recursos de aceite ligero y gas seco.

Durante la ronda 3.1, Deutsche Erdoel, en consorcio con Pemex y Compañía Española de Petróleos (Cepsa), obtuvo las áreas contractuales 16 y 17 de la provincia petrolera Tampico-Misantla-Veracruz que contienen aceite ligero. En esa misma subasta consiguió el área 30 de la zona Cuencas del sureste en alianza con Premier Oil y Sapura.

También concretó una alianza (farmout) con Pemex para el área contractual A4-Ogarrio, con una superficie  de 156 kilómetros cuadrados tras ofertar un pago en efectivo por 213 millones de dólares. El tipo de hidrocarburo que habita en el área es aceite ligero y gas húmedo en la provincia petrolera de Cuencas del Sureste, Tabasco. El área guarda reservas 3P por 53 millones de barriles petróleo crudo equivalente.

Aunque no se ha reunido con el próximo gobierno, reconoció que la industria apreció mucho la reunión con la industria petrolera privada.

“Entiendo que el nuevo presidente y su nuevo gobierno quieren fortalecer a pemex y quiere contar con un desarrollo activo de la industria del petróleo y gas, lo que es una señal positiva”, dijo la directiva de origen noruego a medios durante su visita a México en septiembre.

Al preguntarle por los posibles impactos económicos derivados de retrasos por las revisiones, Moræus Hanssen recuerda que la industria del petróleo y gas está regulada por autoridades nacionales, y el cambio de gobierno es un elemento que las petroleras deben incluir pues saben que estos eventos pueden ralentizar la operación por la gente nueva, incluso accionistas, que no estarán familiarizados con la historia y diferentes procesos.

“Creo que una situación muy normal para nuestra industria”, agregó.

La empresa de exploración y producción de hidrocarburos cuenta con 119 años de experiencia en el sector de upstream. Emplea 1,150 personas. Opera en Alemania, Noruega, Dinamarca, Egipto, Algeria y México.

 

Siguientes artículos

¿Será necesario que digitalizar a mi empresa?
Por

Hablaremos de cómo saber el grado real de digitalización de nuestra empresa, con una radiografía completa y a la vez cla...

También te puede interesar