En un mercado burbujeante como el que hemos estado viviendo el 2013, aparece extraño (por decir lo menos) la fuerte y estrepitosa caída del precio del oro en la ultima semana (aunque el último par de días mostró signos tentativos de estabilización).

Ya algunos destacados inversionistas habían anunciado su salida de aquel mercado, como el mismo George Soros. Pero aun así es poco habitual ver un desplome tan dramático. Existen muchas teorías circulando acerca del porqué de la caída, algunas de las cuales me tienen  bastante escéptico.

Se ha dicho, por ejemplo, que el oro estaría a la baja, ya que la situación económica mundial va (aunque lenta) en franca recuperación. También se ha dicho que los esfuerzos de los bancos centrales por monetizar la deuda serán efectivos y, por ende, no hace falta el oro como refugio. Que el Banco Central de Chipre tenía que vender oro para financiar el rescate europeo, empujando con ello los precios. Estos, por nombrar algunos. Personalmente descarto cualquiera de aquellos argumentos.

Lo primero que hay que considerar es que los metales, en general, han estado a la baja por causa de la evidente desaceleración económica. Ello, incluso considerando el hecho de que se imprimió una cantidad de dinero sin precedente. Lo cual nos lleva a la segunda consideración: si se está imprimiendo una cantidad de dinero sideral, entonces el oro como refugio de valor debiera estar apreciándose.

PUBLICIDAD

El verdadero problema con el precio del oro radica en que gran cantidad de lo que se ‘transa’ en los mercados es papel ligado al oro, y no oro físico realmente. Con ello existe una cantidad importante de especuladores que no tienen intención alguna de poseer el metal, solamente quieren generar ganancias de corto plazo y luego marcharse. También de muchos inversionistas menos sofisticados que han escuchado de la moda del oro, y se han largado a comprar instrumentos que realmente no tienen oro físico como respaldo. Por esta razón, resulta muy difícil determinar un “precio de equilibrio” para el oro, cuando la cantidad REAL es indeterminada.

El objetivo de esta nota no es juzgar si el precio del oro va a subir o a bajar, ya que no contamos con la inteligencia necesaria para hacer predicciones. Pero sí es un objetivo dar a conocer que cuando existe un mercado plagado de especuladores, este tipo de eventos suelen suceder.

 

Contacto:
Dirección Web:www.alejandrorubinstein.com
Consultas:[email protected]
Perfil Linkedin: www.linkedin.com/in/alejandrorubinstein1/

 

Siguientes artículos

Inseguridad, ¿freno a la plusvalía inmobiliaria?
Por

El aumento en los ratios de crimen y violencia afecta los precios de las propiedades en México. ¿Es momento de comprar o...