Con el bombo y la espectacularidad que tradicionalmente rodean al Super Bowl, es fácil creer que los jugadores de la liga están entre los mejor pagados. Nada más alejado de la realidad.

Por Kurt Badenhausen

Faltan sólo unas horas para el Super Bowl XLIX. Como cada año, millones de personas en todo el mundo sintonizarán sus televisores para ver el final de la temporada 2014-2015 de la liga profesional de futbol americano de Estados Unidos, pero sólo unos pocos lo harán para no perderse del medio tiempo; la gran mayoría quiere ver a las figuras de la NFL haciendo lo suyo durante cuatro cuartos.

PUBLICIDAD

Es quizá por la espectacularidad del evento que resultaría fácil creer que los jugadores de la liga están entre los mejor pagados de los deportes profesionales en Estados Unidos; sin embargo, no hay nada más alejado de la realidad. De hecho, en donde está el dinero de verdad es en el beisbol.

La MLB pasa por un gran momento financiero en este momento gracias al incremento en sus derechos televisivos, tanto nacionales como locales. El último ejemplo es el contrato de siete años y 210 millones de dólares (mdd) entregados a Max Scherzer esta semana por los Washington Nationals (el contrato está valuado en 191 millones por la liga, porque el pago de 105 millones será diferido). Es el mayor contrato en la historia para un lanzador diestro, y entre todos los pitchers está detrás sólo de los 215 mdd pagados a Clayton Kershaw.

El salario promedio de la MLB fue de 3.8 mdd durante la temporada 2014, 12.8% más alto que el del año previo, según la Asociación de Jugadores de Grandes Ligas (la oficina de la liga calcula una cifra promedio de 3.7 mdd utilizando una metodología ligeramente diferente). Ese incremento salarial anual fue el mayor en la liga desde la temporada de 2001. Se espera que el salario promedio alcance los 4 millones en 2015. Los ingresos brutos de la MLB alcanzaron un récord de 9,000 mdd en la temporada 2014.

Los jugadores de Grandes Ligas están bien pagados, pero aún están lejos de sus homólogos de la NBA en lo que respecta al salario promedio. La NBA tiene un tope salarial para cada jugador, pero las plantillas más pequeñas –comparadas con otros deportes de conjunto– ayudan a disparar la cifra promedio. La NFL tiene el promedio más bajo de los cuatro deportes más populares, pero también la mayor plantilla, con 53 jugadores, más del doble de la MLB/NHL, y casi cuatro veces el roster típico de la NBA.

Éstos son los salarios promedio en los cuatro deportes más importantes de Estados Unidos con los datos más recientes disponibles, así como con el hombre mejor pagado en cada cancha. Los salarios mínimos son similares en todos los deportes con la NFL a la zaga de las otras ligas.

Salario promedio en la NBA: 4.9 mdd para la temporada 2013-14. Kobe Bryant fue el jugador mejor pagado con 30.4 mdd por la temporada 2013-14, así como 23.5 millones por este año. El salario fue de 490,180 dólares la temporada pasada, ésta es de 507,336 dólares.

Salario promedio en la MLB: 3.82 mdd para la temporada 2014. Cliff Lee tuvo el salario más alto, de 25 mdd. El salario mínimo en las Grandes Ligas fue de 500,000 dólares (490,000 en 2013).

Salario promedio en la NHL: 2.58 mdd para la temporada 2013-14. El salario máximo de la liga el año pasado fue el de Shea Weber, con 14 mdd. El salario mínimo fue de 550,000 (el mismo que tendrá la temporada 2014-15).

Salario promedio en la NFL: 2 mdd por temporada en 2013 (la cifra de 2014 aún no es definitiva y será ligeramente superior). El promedio de 2013 es el mismo que era en 2010. Jay Cutler tuvo el salario base más alto en 2014, de 17.5 mdd. Matt Ryan recibió el cheque más gordo, con 24.5 millones, incluidos bonos. El salario mínimo para la temporada 2013 fue de 405,000 dólares (420,000 para la 2014).

 

Siguientes artículos

Él es el heredero multimillonario más joven de Europa
Por

Con sólo 29 años, Tom Persson, nieto del fundador de la tienda de moda rápida H&M, tiene ya una fortuna de 3,000 mdd...