El Banco de México (Banxico) no puede seguir pasivamente la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), aseguró Agustín Carstens, después de que la Junta de Gobierno el banco central anunciara el incremento en 50 puntos base de la Tasa de Interés Interbancaria a un día a 4.25%.

“Nosotros no podemos seguir pasivos a la política de la reserva federal, simplemente porque ellos son un refugio de valor y en caso de choques extremos, como lo fue el Brexit, normalmente la aversión al riesgo hace que los activos de países emergentes no se vean favorecidos”, señaló el gobernador de Banxico durante una entrevista radiofónica.

Esto en el contexto de una inesperada victoria en Reino Unido de la campaña para abandonar la Unión Europea (UE), y el pronóstico de que la Fed mantenga su tasa estable hasta fin de año, o incluso por más tiempo, mientras se negocian los términos de la salida del bloque y se analiza el impacto sobre el comercio global, la inversión y el tipo de cambio.

Lee también: Banxico sube tasa clave en 50 puntos; la coloca en 4.25%

PUBLICIDAD

Respecto al ajuste en la política monetaria, indicó que asegura la convergencia de la inflación al 3% y prevé una posible afectación a ésta en el corto y mediano plazos.

“Es mejor actuar oportunamente y evitar que se materialice esta mayor inflación y de esta manera buscar que la convergencia de la inflación al tres por ciento, que es nuestro mandato constitucional, se cumpla”, dijo.

Carstens destacó que el alza de los precios de la canasta, mercancías alimenticias, el traspaso del movimiento cambiario, aumento en el precio de la gasolina, y la depreciación del peso frente al dólar, son algunos de los factores que la Junta de Gobierno consideró al tomar la decisión de política monetaria.

Señaló que se tiene que ajustar el tipo de cambio real para conciliar el tipo de cambio de manera eficiente, se necesita una inflación baja y “para eso el Banco de México va a estar actuando, pero también se necesita que el equilibrio entre ingreso y gasto en economía sea lo más razonable posible y para eso la política fiscal puede coadyuvar”.

Detalló que Banxico identifica una tendencia en la alza de la inflación aún por arriba del 3.0%, al término de 2016.

“Lo que sí estamos viendo es una tendencia muy gradual a la alza en la inflación con el ajuste que se está dando en gasolina (se anunció el aumento del precio del combustible para julio, y se podría extender en los meses siguientes). Esto nos podría llevar al cierre del año por arriba del 3%”, dijo Carstens.

 

Siguientes artículos

Es posible una Península de Yucatán sustentable: REDD+
Por

La Alianza México REDD+ demuestra que el manejo integral de los paisajes rurales, incluidos los campos agrícolas, rancho...