Reuters.- El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que no quería una elección y pidió a los legisladores que no retrasen nuevamente el Brexit.

Parlamentarios intentan aprovechar una sesión del miércoles para aprobar una legislación que obligaría a Johnson a solicitar una extensión de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, que actualmente está prevista para el 31 de octubre.

“Si lo hacen (votan por una demora), claramente deteriorarán la posición del Reino Unido y harán absolutamente imposible cualquier nueva negociación”, dijo Johnson en un comunicado frente a su oficina en Downing Street, en Londres.

“Yo no quiero una elección. Ustedes no quieren una elección. Sigamos adelante con la agenda de la gente”, agregó.

Lee también: Sor Juana ‘sobrevive’: regresará a los billetes en 2020

 

Siguientes artículos

Remesas alcanzan en julio su segundo mes más alto en la historia
Por

El ingreso de remesas al país tuvo en julio un aumento de 14.4% con respecto al mismo mes de 2018.