Reuters.- El premio Nobel de la Paz, el costarricense Óscar Arias, rechazó este martes una denuncia en su contra por violación que presentó en la víspera una joven activista ante los tribunales del país.

El martes, los medios locales ventilaron el caso con base en la denuncia penal y en el relato de personas allegadas a la denunciante, una doctora que tenía 30 años el 1 de diciembre de 2014, cuando supuestamente Arias la atacó sexualmente en su residencia de San José.

“Rechazo categóricamente las acusaciones que se me hacen. Nunca he actuado irrespetando la voluntad de ninguna mujer”, se defendió mediante un comunicado Arias, un abogado y economista de 78 años, quien fue presidente de Costa Rica en dos períodos: 1986-1990 y 2006-2010.

El Ministerio Público confirmó a Reuters que la mujer presentó la denuncia el lunes por la tarde, poco más de cuatro años después de los hechos. En el documento, ella renuncia a cualquier reclamo de indemnización económica.

La activista dijo al semanario local Universidad que no acudió antes a la justicia por temor a represalias y para no afectar el trabajo de la ONG donde labora.

Ella, cuya identidad se mantiene en reserva, relató que el expresidente la besó a la fuerza, le tocó los senos y le metió la mano debajo de la ropa. El semanario sólo indicó que la denunciante es hija de una exdiputada del Partido Liberación Nacional (PLN), en el que milita Arias.

“En mi vida pública he impulsado la igualdad de género, pues considero que es un medio indispensable para lograr una sociedad más justa y equitativa para todas las personas”, dijo Arias, quien recibió el Nobel de la Paz en 1987 por participar en los procesos de paz de los conflictos armados en Centroamérica.

El delito de violación en Costa Rica se condena con un máximo de 16 años de cárcel.

 

Siguientes artículos

El joven ‘rebelde’ que gobernará El Salvador
Por

Hay una razón por la que podríamos ver más Nayibs Bukeles en Latinoamérica: la poca eficiencia y hartazgo de los partido...