La compañía finlandesa se deslindó de los reportes que sugerían su posible regreso a la fabricación de smartphones.

 

Por Parmy Olson

PUBLICIDAD

Nokia no tiene planes para volver al turbulento y feroz negocio de la fabricación de smartphones, dijo hoy en un comunicado oficial. La semana pasada, una serie de informes dio seguimiento a los rumores de que la compañía finlandesa planeaba licenciar diseños de teléfonos móviles a los centros de producción asiáticos como Foxconn en Taiwán.

El domingo, Nokia decidió que era necesario poner un freno a algunos de esos rumores, diciendo en un breve comunicado oficial, que “actualmente no tiene planes de fabricar o vender aparatos de consumo”.

“Nokia notó las noticias recientes que afirman que la empresa tiene la intención de fabricar dispositivos de consumo fuera de un centro de I+D en China”, agregó. “Estos informes son falsos, e incluyen comentarios incorrectamente atribuidos a un ejecutivo de Nokia Networks.”

Ten en cuenta que la empresa no ha negado específicamente los reportes de que continuará licenciando diseños de equipos móviles a otros fabricantes, como ya lo ha hecho con su tableta N1, fabricada por Foxconn. Tras el lanzamiento de la N1 el año pasado, Nokia había dicho que también buscaría lanzar diseños para otros productos de consumo.

“Queríamos empezar con algo pequeño dirigido a nuestros fans”, dijo a Bloomberg Sebastián Nystrom, quien era jefe de producto en Nokia Technologies, después del lanzamiento de la N1 en noviembre de 2014. “Hay espacio para mejores productos allá afuera.”

El desmentido oficial del domingo suena un poco discordante considerando lo ansiosa que Nokia sonaba por lanzar nuevos productos al mercado. Esto podría deberse a alguna maniobra legal necesaria para asegurarse de que la compañía evite el riesgo de problemas legales.

Después de vender su división de fabricación de teléfonos móviles a Microsoft en abril de 2014, ambas compañías acordaron que Nokia no entraría en el negocio de fabricación de teléfonos móviles antes de 2016.

Los dispositivos con licencia como el N1, que fue creado por la división restante Nokia Technologies, se apegan a ese acuerdo, pero Nokia podría estar buscando asegurarse de que no exista duda de que se trata de algo legal. Los abogados podrían haber asesorado a la empresa para plantear una postura firme sobre sus intenciones, ahora que se encuentra en un periodo crucial de fusiones y adquisiciones.

A principios de este mes, Nokia completó un acuerdo para comprar al fabricante de equipos de red Alcatel-Lucent por 15,600 millones de dólares (mdd), y ahora se informa que estaría buscado vender su unidad de mapeo HERE, por un estimado de 3,000 mdd.

Algunos gigantes de Internet, incluyendo a Alibaba, Baidu, Facebook, Amazon, Apple e incluso Uber han sido citados como pretendientes de la división HERE.

Los fabricantes de automóviles Audi, BMW y Daimler también están considerando una oferta conjunta por HERE, de acuerdo con la publicación alemana Manager Magazin, que dijo el CEO de Nokia, Rajeev Suri, buscaba un mejor precio que el valor contable de la división, de 2,000 millones de euros (2,200 mdd).

 

Siguientes artículos

México vuelve al top 10 de atracción de IED por reformas
Por

El país avanzó tres posiciones en el ranking de AT Kearney gracias a las reformas, derivado de esto México está en el lu...