Vice Logo

Por John Dyer

Noruega ha dado un gran paso para salvar los bosques tropicales, que son cruciales para absorber las emisiones de carbono en el mundo. El país escandinavo se ha convertido en el primero en comprometerse a no usar productos que contribuyan a la deforestación.

La Rainforest Foundation Norway (RFN) recientemente anunció su compromiso con el medioambiente, después de que el parlamento adoptara medidas para imponer requerimientos específicos a fin de asegurar que las importaciones y compras [del gobierno] no contribuyan a la deforestación de los bosques tropicales. El gobierno ya está trabajando en estas regulaciones para seguir adelante.

PUBLICIDAD

“Es un victoria importante en la batalla para proteger a los bosques”, dijo el responsable de la fundación, Nils Hermann Ranum, en un comunicado. “Más países deberían seguir la iniciativa de Noruega, y adoptar compromisos similares”.

Con una población de poco más de 5 millones de personas, la decisión de Noruega no va a disminuir la tala en los bosques alrededor del mundo, que en 1990 ocupaban un 31.6% de toda el área terrestre, pasando a ser sólo un 30.6% en 2015, de acuerdo con la información de Naciones Unidas. Sin embargo, este primer paso es algo importante, aseguró Richar Donovan, vicepresidente de ciencias forestales en la Alianza para los Bosques.

“[Noruega] Es un mercado relativamente pequeño, si lo comparamos con el de los Estados Unidos o Reino Unido, pero sigue siendo significativo”, explica Donovan a VICE News. “Son percibidos como líderes, y vistos como vanguardistas en estas cosas”.

La medida solamente tiene vigor en las competencias que gestiona el gobierno noruego. Pero el sector público representa casi la mitad de la economía del país, de acuerdo a la agencia Trading Economics.

Donovan destaca que la acción del gobierno seguramente afectará al sector privado. “No creo que ellos hubieran tomado esta decisión sin antes discutir con aquellos encargados de traer estos productos al mercado noruego”, asegura.

Muchas empresas privadas en Noruega han intentado preservar árboles en África, en la cuenca del Amazonas, Indonesia, entre otros. Los productores de comida noruegos utilizaron 15,000 toneladas de aceite de coco en 2011. Un año después, tras un campaña pública contra el uso de aceite de palma, redujeron su consumo a 9,600 toneladas, informó la RFN.

Noruega está gastando casi 3,700 millones anuales de dólares en combatir la deforestación en Brasil, Liberia y otros países. La idea es que Noruega ayude a los agricultores a producir más en la tierra que ya se ha limpiado en lugar de talar de más árboles para plantar más cultivos o pasto para las vacas, así como el pago de los esfuerzos del gobierno para establecer reservas.

 

Éste es un extracto de Noruega dejará de consumir productos que contribuyan a la deforestación de los bosques, puedes leer la nota completa en Vice News.

Contacto:

Sitio Web: news.vice.com/es

Facebook: facebook.com/ViceNewsEspanol

Twitter: twitter.com/VICENews

 

Siguientes artículos

McDonald's
McDonald’s sortea un McNugget de oro de 18 quilates
Por

El premio es un nugget de 51 gramos valorado en unos 1,300 euros y se entregará en la ya emblemática caja de cinco unida...