SAN JOSÉ, Costa Rica. Aunque Costa Rica es uno de los países menos beneficiados en inversión por las compañías estadounidenses en comparación con Brasil o México, el turismo es uno de los sectores que más apoyan a la economía local.

De hecho, más del 40% de los registros de visitas que presenta el Aeropuerto Internacional San Juan de Costa Rica, donde  ciudadanos estadounidenses inundan las filas de migración, vienen a gastar sus dólares en un país nada barato.

Chris Hamill, es un pequeño empresario, de esos llamados startuperos, al que le da lo mismo votar por Hillary Clinton que por Donald Trump. De hecho prefirió no votar.

“Todo mundo habla de quién es mejor. Los dos son una escoria, una basura a la que pertenece el mismo círculo poderoso de Estados Unidos. Es lo mismo, sin embargo, gane quien gane, seguiremos fuertes y nada cambiará”, platica para Forbes, Chris Hamill, quien intenta abrir una pequeña cadena de donas y café en este país.

PUBLICIDAD

Aunque el clima que se vive en Costa Rica ante las elecciones del llamado país más poderosos del mundo no es nada del otro mundo, los restaurantes y bares se abarrotan de voces estadounidenses, que se burlan y se quejan de lo que transmiten las cadenas televisoras internacionales sobre los resultados que se dan minuto a minuto de las votaciones en su país natal.

Pareciera que anticipan el caos. Que estàn ya advertidos de lo que pasará.

Hay otras versiones como la de Sandy Coldwell, una apasionada de los videojuegos y que estudia español en Costa Rica. La joven dice que si Trump gana no volverá a pisar su país. No porque no pueda, sino porque las cosas empeorarán para su familia y ella no podrá hacer nada al respecto, explica para Forbes.

“Mi caso es extraño, me tuve que salir de Estados Unidos para poder hacer lo que me gusta, pero si gana Trump las cosas no serán nada buenas para mi familia, porque representamos eso que tanto odia, somos mitad venezolanos y mitad ciudadanos estadounidenses. Mi hermano trabaja en un restaurante latino haciendo empanadas y mis padres cuidan de su hijo. No sé qué pasará”.

El Servicio de Comercio Exterior de la Embajada de los Estados Unidos en San José, Costa Rica, detalla algunas de las empresas que se encuentran establecidas en el país sudamericano.

Entre ellas se encuentran firmas del sector científico y profesional en la salud, como Medical Imaging Equipment; de la construcción como Super Flex Hurricane Proof Mooring Systems; de equipo petrolero, de gas y otros servicios, como Inflatable Pipe Plugs y otras para el sector seguridad.

James Johnson, es un analista en mercados y negocios especializado en la región de América Latina.

Dice que es arriesgado dar por ganador a uno o otro, justo por el momento coyuntural en el que se atraviesa esta elección, sin embargo anticipa que aparte del enojo de los latinos hay un gran repudio por parte de los mismos ciudadanos estadounidenses.

“No todo es como aparece en la televisión, en Estados Unidos hay mucho descontento por parte de los votantes y aunque la cultura de no votar es mínima, los estadounidenses si votan por el menos peor, no como en otros países en donde el porcentaje de abstención es mayor, como en México”, detalla para Forbes México el analista.

Sobre el aparente enojo por arte de algunos votantes en donde existe la teoría de que tanto Hillary Clinton como Donald Trump pertenecen a un círculo exclusivo de poder en Estados Unidos, Johnson dice que este tema no es del otro mundo.

“Hay que recordar de dónde vienen ambos candidatos, vienen de círculos de poder de lo más exclusivo y de lo más encarnado de los Estados Unidos. son de las familias más poderosas no sólo de ese país sino del mundo. en ellos está debatiéndose esta elección”, dice.

 

Siguientes artículos

El Salvador dejaría escapar 850 mdd por no licitar banda AWS
Por

El estudio de GSMA para analizar el comportamiento de la banda AWS reveló que El Salvador dejó de ganar cerca de 400 mdd...