Manuel Arroyo, presidente de Grupo Lauman, asegura que los grandes jugadores del sector de las telecomunicaciones en México desprestigian su propuesta para la nueva cadena nacional de televisión.

 

Los interesados en obtener la licitación de la tercera cadena de televisión nacional ya han alzado la mano, y la competencia parece haber iniciado entre los nuevos reyes de la pantalla chica.

“Estamos en la competencia y mis competidores me quieren bajar, pero me estoy resistiendo y vamos a aguantar”, aseguró Manuel Arroyo, presidente de Grupo Lauman, después de su participación en el Foro Forbes 2014.

PUBLICIDAD

El empresario aseguró que los grandes jugadores en el mercado mexicano de las telecomunicaciones buscan “descalificar” la propuesta que tiene el grupo empresarial propietario del diario El Financiero.

“Quiero que me den una oportunidad de jugar, competir y verdaderamente demostrar que hay competitividad en nuestro país”, dijo Arroyo, quien no descartó alianzas con otros jugadores.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) estableció que los aspirantes a obtener una de las dos cadenas de televisión que serán licitadas en los próximos meses deberán presentar 415 millones de pesos (mdp) como garantía para participar en el proceso de licitación.

 

Siguientes artículos

Fondo de Pimco registra salidas tras partida de Bill Gross
Por

El fondo ETF de Pimco Total Return registró el viernes egresos por 448 millones de dólares. Reuters  El fondo ETF de Pim...