El pasado tres de abril el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) contrató a la empresa Levanting Global Servicios SA LLC para surtirle de 2,500 ventiladores para atender enfermos de covid-19 en México, sin embargo el dueño de la compañía ha sido señalado por fraudes millonarios en Estados Unidos y por intentar estafae a Petróleos Mexicanos (Pemex).

El dueño de dicha compañía fue sentenciado en julio de 2017 por haber fungido como supuesto testaferro en el fraude millonario de una compañía fantasma, con lo cual engañó a inversionistas estadounidenses; además intentó estafar a Pemex, de acuerdo con una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Ante la emergencia sanitaria en el país por el coronavirus, el IMSS realizó una adjudicación directa hacia esta empresa por un monto de 93 millones de dólares, lo cual equivale a unos 2 mil 223 millones de pesos, explicó la indagación.

Lee también: Gobierno suministra medicamento contra el cáncer que carece de registro: MCCI

Ante ello, MCCI indicó sobre el cuestionamiento de tres expertos en aparatos biomédicos, los cuales indicaban un costo elevado en los insumos requeridos por el Seguro Social, además de que no habían escuchado de la compañía que recibió el contrato.

“La proveedora del equipo médico es una empresa de servicios petroleros que fue constituida el 24 de febrero de 2015 en Missouri City, en la zona conurbada de Houston”, abundó la investigación.

Además, en los registros con los que contaba hasta 2018 en la oficina en Texas, aparece como titular de la empresa Baldemar Pérez Ríos, un mexicano residente en Estados Unidos, quien asegura en su currículum ser un ingeniero químico que durante varios años trabajó en Pemex, aunque los registro públicos del gobierno indiquen lo contrario, apuntó el texto de MCCI.

Te puede interesar: Ford y GE producirán 50,000 ventiladores en 100 días para pacientes con coronavirus

Levanting Global, la empresa en cuestión, tiene registradas en Texas al menos otras seis empresas de servicios petroleros, de las cuales una gran parte han tenido como domicilio la casa de su propietario, en la calle Cedar Creek, en un barrio residencial de Houston.

La organización también reveló que una de las empresas ligadas al dueño de esta compañía fue inhabilitada en México en 2010, luego de que fuera acusada de haber falsificado documentación para obtener un contrato millonario en Pemex.

 

Siguientes artículos

Fórmula para el cuidado de la salud financiera en tiempos de crisis
Por

Si queremos que una empresa familiar perdure, es muy importante cuidar su salud financiera, sobre todo en tiempos difíci...