Si el gobierno de Ciudad de México adelanta el escenario de atención a la propagación del coronavirus se puede producir estrés y pánico a la ciudadanía, así como un agotamiento en la población; los protocolos que funcionan hasta este momento son los establecidos por autoridades sanitarias internacionales, insistió la secretaria de salud local, Oliva López Arellano.

“Estamos tomando las medias en el escenario uno. Es importante no adelantar los escenarios porque un elemento que necesitamos es la cooperación de la población, necesita estar muy bien informada y no hacerse eco de rumores y noticias falsas que circulan”, pidió la mandataria en conferencia de prensa.

Los protocolos que están implementando las autoridades mexicanas son los establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), donde se se establece un modelo con tres posibles escenarios, sin embargo México se encuentra en el primero de ellos, reiteró López Arellano.

La modificación de los escenarios no depende de una sola persona, explicó la secretaria local, puesto que hay un comité nacional de seguridad en salud y uno a nivel estatal, el cual es que va monitoreando el comportamiento de la epidemia y decide el cambio de las medidas.

El cambio de fase no tienen que ver con el número de casos de coronavirus, sino con una modificación en el mecanismo de contagio; es decir, hasta el momento la fase uno en la que se encuentra México es por la transmisión del COVID-19 por importación, cuando ésta cambie a un contagio comunitario o local se le podrá denominar como fase dos, aclaró el subsecretario de salud en la CDMX, Juan Manuel Esteban Castro Albarrán

Para la situación que se vive en la capital del país, las medidas básicas son el estornudo de etiqueta (sobre el codo), el lavado constante de manos, el uso de gel antibacterial al 70% de alcohol, así como la limpieza de superficies y aparatos de contacto constante, reiteró la titular de la Secretaría de Salud local.

Ante las preguntas de por qué el gobierno no toma las medidas de otros países como Estados Unidos e Italia, la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, refirió que México no se encuentra en la misma situación que dichas naciones, por lo que se requieren medidas diferentes.

“(El gobierno) está siendo responsable, pero esto no quiere decir que pasado mañana se tomen medidas distintas, tiene que ver con los casos que se presentan, su propagación y el análisis de los científicos”, subrayó en conferencia de prensa.

La secretaria López Arellano informó sobre los recursos con los que cuenta la capital del país para atender la propagación del coronavirus: 400 pruebas para diagnosticar la enfermedad; 2,387 camas censables y 1.500 no censables; 691 ventiladores; 137 laboratorios de análisis clínicos; 102 gabinetes de rayos X y 149 de radiología; así como 107 salas de operaciones.

Refirió que todos los hospitales de la zona cuentan con un área de aislamiento, además que la Secretaría de Salud en la CDMX cuenta con 8,600 médicos y 8,800 con enfermeras.

Según la funcionaria, cuatro hospitales podrían acondicionarse para la atención de los enfermos; aunque no reveló el nombre de los institutos, resaltó que la ciudad cuenta con centros nacionales como el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) y el Hospital de Nutrición.

Te recomendamos: Sí hay protocolos contra coronavirus en AICM, aunque la gente no lo note: CDMX

 

Siguientes artículos

coronavirus avión, vuelo, viajar aerolíneas
Por coronavirus, IPN suspende viajes académicos internacionales y repatriará a estudiantes
Por

La institución exhortó a su comunidad a permanecer atenta a las indicaciones de prevención de la Comisión Especial para...