EFE.- El estado de Quintana Roo, en el Caribe mexicano, declaró este martes la alerta roja y llevó a cabo evacuaciones de ciudadanos y turistas ante el inminente impacto de Delta, un peligroso huracán de categoría 4 que llegará a tierra alrededor de la medianoche y que también afectará al vecino estado de Yucatán.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este martes la activación del plan de emergencia DN-III y la movilización de 5,000 elementos de las Fuerzas Armadas al sureste del país, que todavía se recupera de los estragos causados por la tormenta Gamma, cuyas lluvias en los últimos días dejaron al menos seis decesos y miles de damnificados.

Considerado como el más peligroso huracán de los últimos años en la zona, Delta ha puesto en alerta al sureste del país, con una economía dependiente del turismo, y ha provocado el cierre de hoteles y zonas arqueológicas, entre ellas las concurridas Chichen Itzá, en Yucatán, y Tulum, en Quintana Roo.

El huracán ‘más peligroso’

Según el reporte más reciente del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Delta alcanzó la categoría 4 y se encuentra 420 kilómetros al este-sureste de Cozumel y 450 kilómetros al sureste de Quintana Roo, ambas en las costas de Quintana Roo, con rachas de viento de entre 150 y 240 kilómetros por hora y oleaje de 6 a 10 metros de altura.

El huracán se desplaza hacia al oeste-noroeste a 26 kilómetros por hora y se espera que impacte por Cancún.

A raíz de este fenómeno, se declaró la alerta roja (peligro máximo) en el centro y norte de Quintana Roo, y en el este y noreste de Yucatán, así como la alerta naranja (peligro alto) en el sur, centro y norte de Yucatán y en el sur y oeste de Quintana Roo.

El huracán es el más peligroso que Quintana Roo ha recibido en 15 años, advirtió el gobernador del estado, Carlos Joaquín, en una comparecencia junto al secretario de Marina, José Rafael Ojeda, y la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez.

“Hay que supervisar, verificar que la gente se mueva a los refugios, quienes no tengan viviendas sólidas para recibir el impacto de un huracán de este tamaño, no tiene absolutamente nada que ver con las tormentas tropicales que hemos recibido este año el año pasado, es de gran fortaleza”, comentó el mandatario estatal.

El gobernador detalló que Delta tiene más de 1,000 metros de diámetro por lo que “prácticamente todo el estado va a tener un impacto de tormenta” hasta el mediodía del miércoles, y auguró cortes en el suministro eléctrico de la región.

Image

Preparados para el impacto

En la zona norte de Quintana Roo, donde se encuentra la turística ciudad de Cancún, se ordenó la cancelación de actividades no esenciales, se decretó ley seca y se puso en marcha un operativo para retirar la basura de las calles, podar árboles y quitar objetos que pudieran convertirse en proyectiles por el viento.

Protección Civil estatal pidió a la población mantenerse en casa y no salir después de las 17:00 horas porque por la tarde está prevista la llegada de las primeras ráfagas de viento.

Hasta el momento se han habilitado 81 refugios temporales para turistas y gente que vive en zonas vulnerables, los cuales tienen como objetivo dar seguridad a la población durante el embate del huracán.

El pánico generó filas de compradores en supermercados, gasolineras, tiendas de comida, ferreterías y madererías, así como atascos en carreteras.

En Puerto Juárez, localidad conurbada con Cancún, los pesadores retiraron sus embarcaciones antes de la llegada del huracán.

“Estamos en fase 4, es un poco peligroso. Hace años nos pasó el huracán Wilma (2005) pero este va a ser más peligroso. Esperemos que no pase esto”, dijo a Efe el pescador Felipe Vera frente a su embarcación.

En la Ciudad Militar ubicada en Isla Mujeres, el Ejército preparó los comedores para atender a los afectados, mientras que en el hospital general de Cancún se deshabilitaron las carpas externas donde se atendían pacientes de coronavirus.

Lee más: Gobieno envía a Yucatán 5,000 militares ante la llegada del huracán Delta

Desalojo de turistas

De acuerdo con la Secretaría de Turismo estatal, hay 40,935 turistas en la zona norte del estado, donde se prevé impactará el huracán.

Las personas que se encuentran en las zonas hoteleras de Puerto Morelos y Cancún, así como los que están en la isla de Holbox, están siendo evacuados hacia los refugios ya instalados en el estado.

En la zona hoteles de Cancún se habilitó el centro de convenciones como refugio temporal para turistas y residentes de la zona.

Karina Gómez, una turista del estado de Guanajuato que viajó a Quintana Roo junto a otros 6 adultos y 2 niños, explicó a Efe que la dueña del hotel donde estaban les dijo que buscaran un albergue.

“Tratamos de estar tranquilos, pero algunos compañeras sí están un poco nerviosas”, explicó Gómez, quien en otras vacaciones también vivió un huracán y se quedó encerrada durante 10 días.

Delta es la vigesimoquinta tormenta con nombre de la temporada de huracanes del Atlántico, lo que incluye a 21 con nombres estándar y a cuatro con las letras del alfabeto griego.

En México, el Sistema Meteorológico había advertido de una temporada de huracanes “extremadamente activa” con un pronóstico de hasta 18 ciclones para el Pacífico y hasta 19 en el Atlántico.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

FMI recomienda a gobierno de AMLO posponer refinería en Dos Bocas
Por

El organismo global también señaló que Pemex debería centrarse sólo en campos rentables y vender sus activos no básicos....