A pesar de que México continúa repuntando en casos de coronavirus con más de 150,000 confirmados y más de 17,000 decesos, hace días arrancó la “nueva normalidad”, con el objetivo de reactivar la economía lo que implica el regreso de miles de trabajadores a las oficinas.

De acuerdo con una encuesta de Tandem (empresa dedicada a ofrecer productos y servicios de limpieza) el 58% de los empleados desea volver a sus oficinas, sin embargo temen contraer el virus.

Ante esto, diversas estancias como la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Tandem y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomiendan seguir ciertas medidas para regresar a la “nueva normalidad” y disminuir el riesgo de contagios por Covid-19.

1. Mantener limpios los lugares de trabajo

En las oficinas regularmente los servicios de limpieza y desinfección se centraban en las zonas de alimentos y sanitarios, ahora, con la llegada del coronavirus, la desinfección de los espacios debe ser de forma general y constante debido a que las microgotas que contienen el virus pueden permanecer en el aire durante 20 minutos en espacios cerrados, de acuerdo con una investigación realizada en Japón y difundida por el World Economic Forum (WEF).

Recordemos que los estornudos y la tos emiten gotas de un tamaño superior a 1 milímetro, por lo que no solo se debe optar por una limpieza básica, sino por la nebulización que permite que la desinfección sea más profunda, debido a que la gota de desinfectante es más diminuta y llega a rincones más pequeños de la oficina.

2. Usar mascarilla o cubrebocas

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tardó semanas cruciales en recomendar a la población usar cubrebocas, estos son indispensables para evitar la propagación del Covid-19. Un estudio de la revista médica BMJ Global Health demostró que el uso de mascarilla en casa era 79% efectivo para prevenir la propagación del virus.

“Si yo persona enferma no utilizo cubrebocas y tú persona sana sí haces uso del mismo, la eficiencia baja hasta un 20%. Y si ambas personas, enferma y sana, usan cubrebocas esa efectividad aumenta hasta en un 80% de protección”, explicó la doctora Paola Johana Hernández Rodríguez, epidemióloga de la Oficina de Representación del IMSS, a través de un comunicado de prensa.

Te puede interesar: Nueva normalidad: tu oficina tendrá carriles, más espacio y medirá tu temperatura

Es indispensable saber utilizar la mascarilla de forma correcta cubriendo la nariz y boca para evitar filtraciones del virus, además de evitar tocar la cara y dependiendo del tipo de mascarilla se deberá cambiar por otra en determinadas horas.

3. Lavado frecuentes de manos

La OMS recomienda un lavado de manos constante y de mínimo 40 a 60 segundos, con el fin de eliminar las bacterias y en este caso el coronavirus. Mantener la higiene de manos permite la eliminación de la “huella microbiana”, un rastro que contamina a la siguiente persona u objeto que tocamos, lo cual contribuye a multiplicar exponencialmente el potencial de los microorganismos.

De igual forma se pueden limpiar las manos con un desinfectante a base de alcohol, como medio habitual preferente cuando éstas no estén visiblemente sucias.

4. Mantener una sana distancia

Es indispensable mantener una distancia de mínimo un metro entre una persona y otra ya que en caso de hablar, toser o estornudar se proyectan pequeñas gotículas que podría contener coronavirus, por esto es indispensable mantener el distanciamiento social.

“Los protocolos de las empresas tendrán que modificarse en la nueva normalidad y se deberán adoptar nuevas prácticas de forma responsable, disciplinada y apoyadas en expertos en salud”, indicó Ana Isabel Orvañanos, cofundadora y Directora General en Tandem.

5. Evitar desplazarse en transporte público

A pesar de que el gobierno de CDMX ha apostado por la desinfección del Metro, uno de los transportes más usados en la capital que diariamente traslada a más de 4 millones de usuarios, es importante mantener una distancia significativa, evitar tocarse la cara, así como cubrirse de forma correcta al estornudar y toser.

También lee: Todo lo que debes saber del semáforo naranja de la nueva normalidad

Sin embargo, se recomienda no utilizar de forma frecuente el transporte público debido a que la conglomeración de personas podría acelerar la propagación del coronavirus, en cambio se aconseja optar por transportes como la bicicleta o el auto privado.

Coronavirus: regreso a la nueva normalidad. Transporte Colectivo Metro
Transporte Colectivo Metro. Foto: Fernando Luna Arce / Forbes México.

 

Siguientes artículos

La digitalización: La asignatura pendiente de la economía mexicana
Por

Ante la situación que atraviesa el país, México debería apostar por digitalizar su economía. Una digitalización que podr...