La pandemia de coronavirus le demostró a México la necesidad de aumentar el apoyo a los desarrollos científicos y tecnológicos nacionales, puesto que la emergencia sanitaria ha originado varios proyectos interinstitucionales entre la academia, la iniciativa privada y los órganos de salud, indicó la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

“Hay que encontrar dentro de las cosas tristes, también las cosas positivas. Este vínculo que ha habido es importante, también creo que vale la pena reflexionar sobre mucho mayor apoyo a los desarrollos científicos y tecnológicos nacionales”, indicó la mandataria durante el conversatorio virtual “Ciencia, estrategia y colaboración contra el Covid-19”.

En el encuentro con académicos del Tecnológico de Monterrey, refirió que la colaboración entre universidades privadas y públicas del país con autoridades sanitarias e institutos de sanidad, permitió la elaboración de ventiladores para atender pacientes graves de coronavirus en el país.

En ese mismo sentido, la titular del Ejecutivo recordó la creación de una pequeña fábrica de mascarillas N95 por un trabajo conjunto entre el gobierno de la CDMX, un empresario y el instituto de ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la cual opera desde mayo de este año.

Lee también: UNAM y CDMX desarrollan fábrica de mascarillas N95 y laboratorio para vacuna de Covid-19

“Tenemos grandes universidades, científicos y empresarios en el país. De esto también tenemos que sacar este trabajo colaborativo tiene que dar para mucho más, tanto en términos de salud como en otros temas donde el desarrollo tecnológico tiene que ser mucho más”.

Sheinbaum Pardo explicó que las pruebas de detección de covid-19 requieren de un hisopo especial, el cual no se produce en México, aunque este país cuenta con la capacidad para producirlos.

De igual manera, apuntó que las pruebas PCR para coronavirus requieren de un medio de transporte, el cual se pudo fabricar en los laboratorios de la UNAM y de otros institutos de ciencia debido a la escasez mundial que había de este material.

“Es un ensenanza de que estas cosas deben producirse aquí, en una situación así no tendríamos que estar en la necesidad de estar importando cosas que pueden producirse de manera mucho más masiva, aunque nadie esperaba que se necesitaran realizar tantas pruebas en tan poco tiempo”.

La titular del Ejecutivo local insistió en que la emergencia sanitaria debe orillar a la población a reflexionar sobre cómo enfrenta su vida en la ciudad, los impactos que tienen sus acciones en la naturaleza, sus relaciones intra e interpersonales, así como el cuidado que le dan a la salud de manera preventiva

Te puede interesar: México, el Covid-19 y las tecnologías de la información

Por su parte, el director de Bienestar y Prevención de Tec Salud, Fernando Castijella, subrayó que hay dos retos pendientes sobre el desarrollo tecnológico en México tras la pandemia de coronaviurs: incentivar las cadenas productivas y asegurarse que éstas lleguen a toda la población.

“Es lo que nos tienen como reto a la política pública, cómo hacer que estas soluciones le lleguen por igual”.

En tanto, el rector de Tec Salud, Guillermo Torre, refirió que hoy en día existe la preocupación de cómo garantizar una apertura de las actividades sin afectar la salud de la población, lo cual requiere de un mayor desarrollo en las pruebas de covid-19, la vacuna y el tratamientos para la enfermedad.

Confió en que a finales de este año se generen pruebas para este padecimiento, así como un tratamiento, puesto que la vacuna será un reto mucho más grande, el cual requerirá de una colaboración interinstitucional entre el gobierno, la iniciativa privada y la academia.

 

Siguientes artículos

Inflación interanual de México se habría acelerado nuevamente en julio
Por

Presionada principalmente por incrementos en los precios de la gasolina y algunos productos alimenticios.