DW.- Los astrónomos han descubierto un planeta del tamaño de Júpiter que orbita de cerca los restos humeantes de una estrella muerta, la primera vez que se descubre un exoplaneta intacto viajando alrededor de una enana blanca, según una investigación publicada en la revista Nature este miércoles.

Los investigadores dijeron que el destino de este planeta gigante, llamado WD 1586 b, ofrece una visión potencial de nuestro propio Sistema Solar cuando el Sol finalmente envejezca y se convierta en una enana blanca en unos cinco mil millones de años.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

La enana blanca

Cuando ha consumido sus reservas de hidrógeno, una estrella como el Sol entra en su agonía, primero hinchándose enormemente hasta convertirse en una gigante roja incandescente que quema y engulle los planetas cercanos. Luego colapsa, reduciéndolo a su núcleo quemado.

Esta es la enana blanca, una brasa estelar extremadamente densa que brilla débilmente con la energía térmica sobrante y se desvanece lentamente durante miles de millones de años.

Investigaciones anteriores han sugerido que algunas enanas blancas pueden retener restos más distantes de sus sistemas planetarios. Pero hasta ahora no se habían detectado planetas intactos en órbita alrededor de una de las estrellas muertas.

El autor principal, Andrew Vanderburg, de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE. UU.), destacó que todavía tienen “muchas preguntas sobre cómo WD 1856 b llegó a su ubicación actual sin sufrir uno de esos destinos”.

Misterio sobre cómo se mantuvo el planeta en una sola pieza

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

El equipo considera que “de alguna manera” el objeto, que fue detectado con por el satélite TESS de la Nasa “se acercó mucho a su enana blanca y logró mantenerse de una sola pieza”.

“Nuestro descubrimiento sugiere que WD 1856 b debe haber orbitado originalmente muy lejos de la estrella, y luego de alguna manera viajó hacia adentro después de que la estrella se convirtió en una enana blanca”, dijo Vanderburg.

Encontrar un mundo posible que orbita cerca de una enana blanca ha llevado a los investigadores a considerar las implicaciones para estudiar las atmósferas de pequeños mundos rocosos en situaciones similares, ya que el minúsculo tamaño de la enana blanca facilita la caracterización de la atmósfera del planeta.

“Ahora que sabemos que los planetas pueden sobrevivir al viaje sin que la gravedad de la enana blanca los rompa, podemos buscar otros planetas más pequeños”, aseguró Vanderburg.

Actualmente no hay evidencia que sugiera que hay otros mundos en el sistema, pero es posible que existan planetas adicionales y que aún no se hayan detectado.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

DW banner
 

Siguientes artículos

yalitza Aparicio, actriz. Foto: Angélica Escobar/Forbes México.
‘Oaxaca de mi alma, es difícil olvidarte’: la carta de amor de Yalitza Aparicio a su terruño
Por

En exclusiva para Forbes Report, la actriz difunde una carta de amor a su estado natal, en la que refleja el cariño por...