Estigmatizados como vectores de contagio en algunos países, los trabajadores de la salud de México han sido agredidos, maltratados y marginados.

Y no es el caso de México solamente, en Filipinas, los atacantes rociaron con cloro a una enfermera y lo cegaron. En India, un grupo de trabajadores médicos fue perseguido por una mafia que lanzaba piedras. En Pakistán, una enfermera y sus hijos fueron desalojados de su edificio de apartamentos.

Pero en nuestro país, especialmente, se han reportado docenas de ataques contra trabajadores de la salud que han inquietado tanto a los residentes como a los miembros de la comunidad médica.

Decenas de médicos y enfermeras han enfermado en varios hospitales de todo el país, y han surgido manifestaciones generalizadas entre los trabajadores de la salud quejándose de equipos de protección inadecuados.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Enfermeras en el estado de Jalisco informaron haber sido bloqueadas del transporte público debido a su ocupación. Una enfermera en Culiacán, dijo que fue empapada de cloro mientras caminaba por la calle.

En Mérida, otra enfermera dijo que fue golpeada con un huevo arrojado por alguien que pasaba en una motocicleta.

El asunto radica en que los ataques contra trabajadores médicos parecen estar enraizados en el miedo y la ignorancia alimentados por información errónea, dijo Edith Mujica Chávez, presidenta de la Comisión Interinstitucional de Enfermeras en el estado de Jalisco.

“Es comprensible, considerando cuánta incertidumbre y desinformación hay”, dijo en una entrevista, cotada por el New York Times. “Hay algunas personas que entran en pánico y se encierran en sus casas, otras piensan que no les va a pasar nada y andan despreocupadas, y otras piensan que son las enfermeras y los médicos quienes transmitirán el virus porque estamos en contacto con los pacientes”.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

México se movió más lentamente que otros países de la región para exigir el distanciamiento social y alentar a las personas a quedarse en casa, y el número de casos de coronavirus ha aumentado considerablemente en las últimas semanas.

El domingo por la noche, funcionarios del gobierno reportaron 14,677 casos confirmados en el país, que incluyen más de 500 trabajadores de la salud, y 1,351 muertes.

En este sentido el informe periodístico indica que las autoridades mexicanas han condenado la agresión contra médicos y enfermeras y han calificado los episodios como aislados.

En una conferencia de prensa el viernes por la noche, el doctor Hugo López-Gatell, viceministro de salud, calificó los ataques y la discriminación contra los equipos médicos que trabajan para mantener el país seguro “extremadamente preocupante, absolutamente inaceptable”.

“Todo esto es inexplicable hasta cierto punto, es sorprendente”, dijo. “Precisamente, las personas que tienen la mejor posibilidad y la mejor intención de ayudar, los trabajadores de la salud que están en la primera línea de respuesta, son atacados por el hecho de que son trabajadores de la salud”.

También lee: Esto es lo que hacen las empresas contra el Covid-19

Retomando el caso de Filipinas, una enfermera en la provincia sureña de Sultan Kudarat fue atacada por cinco hombres que pensaban que estaba infectado con el virus debido a su trabajo.

Le echaron lejía en la cara, dejándola con lo que sus médicos dijeron que podría ser un daño permanente para su vista.

En un discurso televisado este mes, el presidente del país, Rodrigo Duterte, advirtió que las personas que discriminaban a los trabajadores de la salud serían remitidas de inmediato.

“Quiero ordenar a la policía que arreste a cualquiera que los acose”, dijo. “Una vez en prisión, no los alimentes. Déjalos morir de hambre”, concluyó.

En India, los trabajadores de la salud informaron haber sido atacados físicamente, escupidos y amenazados con violencia sexual por tratar a pacientes con el coronavirus.

Inclusive esta situación también fue reflejada en Argentina, donde vecinos de un edificio intentaron “echar” de su vivienda a un médico residente de un hospital de la Ciudad de Buenos Aires.

Con información de The New York Times y Diario Clarín.

 

Siguientes artículos

Covid-19
Suman 12 millones de contagios de Covid-19 en el mundo
Por

Según la OMS, el número de casos es el triple que el de las enfermedades graves por influenza registradas anualmente