EFE.– La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) amparó este miércoles al periodista Sergio Aguayo, quien estaba demandado por el exgobernador Humberto Moreira (2005-2011), del norteño estado de Coahuila, por exponer su presunta corrupción en una columna.

En un caso que despertó atención internacional, la SCJN revocó la sentencia de la Sexta Sala Civil de Ciudad de México, que en 2019 condenó a Aguayo a pagar 10 millones de pesos (más de 485.000 dólares) por “daño moral” a Moreira, del exgobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“Contrario a lo resuelto en la sentencia reclamada, la columna escrita por el periodista está protegida por la libertad de expresión y no transgrede injustificadamente el derecho al honor del exfuncionario público”, concluyó la Primera Sala de la Corte en una ponencia de la ministra Margarita Ríos-Farjat.

Aguayo escribió una columna en 2016 en la que escribió que Moreira “es un político que desprende el hedor corrupto” al abordar la detención del exgobernador en España por una investigación por “organización criminal, blanqueo de capitales, malversación de caudales públicos y cohecho”.

En respuesta, Moreira demandó al periodista por “daño moral” en julio de 2016 y ganó una sentencia en la Sexta Sala Civil de la capital, lo que Artículo 19 calificó entonces como un “pésimo precedente contra la libertad de expresión en México”.

Lee: Contexto político amenaza innovación en México: Marcus Dantus

Pero ahora, la Suprema Corte declaró “infundada la acción del demandante”, por lo que ordenó que “se absuelva al demandado de las prestaciones reclamadas y se condene al exservidor público al pago de costas judiciales”.

La Primera Sala apuntó que “las expresiones que el exfuncionario consideró lesivas de su honor son opiniones que se basan en datos fácticos verificados y del conocimiento público”.

“En el caso en específico resultó apto para considerar que, detrás de la opinión, existió un razonable, diligente y acucioso ejercicio de investigación y comprobación de los hechos que le sirvieron de fundamento”, determinó la Suprema Corte.

El fallo ocurre mientras la prensa en México afronta una violencia inédita en este inicio de 2022 con la muerte de siete periodistas asesinados en lo que va del año, una cifra que ya es igual a la de todo 2021, según Artículo 19.

Este martes asesinaron a balazos al periodista Armando Linares, director de Monitor Michoacán, en el municipio de Zitácuaro, donde ya había denunciado amenazas en enero, cuando mataron a su compañero Roberto Toledo.

“El Estado no reprime, no asesina. Y tampoco se permite la impunidad”, afirmó este miércoles el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

país peligroso periodistas
Gobierno atribuye a las fiscalías la impunidad en asesinatos a periodistas
Por

Alejandro Encinas urgió a realizar cambios en las estrategias para proteger a los periodistas, de los cuales siete han s...