La energética británica BP traerá sus cargadores eléctricos a nuestro país en el corto plazo y analiza la forma y lugares donde piensa instalarlos.

“Tenemos que mirarlo bien, porque insisto, es una tecnología que no vale para todos los sitios. Tenemos que ver cómo y cuándo aterrizar bien en las ubicaciones y clientes que realmente lo necesitan, pero no tengan la menor duda de que eso va a venir a México”, dijo a Forbes México el director general de combustibles de BP, Álvaro Granada, tras la presentación de su app BP me.

El 28 de junio de 2018, el gigante petrolero compró a Chargemaster, uno de los proveedores de cargadores eléctricos más importantes de Europa.

La compañía eléctrica opera en el Reino Unido con más de 6,500 puntos de carga en el país. También diseña, construye, vende y da mantenimiento a unidades de carga para un amplio rango de locaciones, incluidos los hogares. La adquisición se pactó en 130 millones de libras esterlinas (170 millones de dólares aproximadamente).

PUBLICIDAD

BP lanza app para que encuentres y factures su gasolina

Tampoco ha sido su único esfuerzo verde. En enero de 2018, BP invirtió 5 millones de dólares en FreeWire Technologies, una firma que manufactura sistemas de carga rápida de electricidad. Un mes después, anunció una colaboración en el desarrollo de soluciones de movilidad y nuevas tecnologías con la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

Pero BP no es el único gigante petrolero con la mirada en los vehículos verdes. Su rival Shell compró en octubre de 2017 a la empresa NewMotion, que maneja 30,000 cargadores en Europa.

La oportunidad en nuestro país para este segmento comienza a acelerarse. Entre enero y mayo, se comercializaron 6,432 vehículos híbridos y eléctricos en nuestro país, 50% más que en el mismo periodo de 2017, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

“Yo estoy muy de cerca en lo que allí está sucediendo. Tenemos planes de traer esa funcionalidad. Tendremos que ver cómo, cuándo y dónde, pero eso forma parte de nuestro desarrollo de oferta para México”, añadió el directivo.

La petrolera británica cuenta con 330 estaciones en México y espera abanderar 500 al cierre de 2018. En las próximas semanas, presentará su plan de infraestructura para almacenar y transportar gasolina y diésel importada. Además, está interesada en participar en el mercado de turbosina.

Aquí la nota completa: BP alista infraestructura para importar combustible en México

 

 

 

Siguientes artículos

sector manufacturero
Cómo poder extraerle ventajas al proteccionismo
Por

Latinoamérica en general y México en particular tendrán que analizar este escenario, pues si se ponen atentos y actúan c...