Reuters.- Con una inversión de 943 millones de dólares y con la previsión de que será completada en 2022, la nueva embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México comenzó a construirse, lo que desmiente los rumores de que el proyecto iba a suspenderse bajo la presidencia de Donald Trump.

Funcionarios se reunieron el martes en una ceremonia para inaugurar la construcción de 3.4 hectáreas –el equivalente de más de tres canchas de fútbol–, que se ubicará cerca de la sede de la compañía del hombre más rico de México, Carlos Slim.

La embajadora estadounidense, Roberta Jacobson, subrayó la importancia de la relación bilateral y dijo que “México es uno de los socios más cercanos y más valorados de Estados Unidos”.

El recinto será construido por Caddell Construction Co, empresa con sede en Alabama, una de las seis firmas que presentaron ante la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos un prototipo del muro propuesto por Trump para la frontera con México.

La retórica y las políticas del gobierno de Trump han tensado la relación bilateral. El mandatario republicano ha usado el polémico tema de proteger, o no, a los inmigrantes jóvenes conocidos como dreamers de la deportación, incluidos cientos de mexicanos, como moneda de cambio para obtener fondos para su muro.

Aunado a esto, la incertidumbre sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha sacudido a los mercados y ha asustado a los inversionistas.

Slim, sin embargo, dijo en la ceremonia por el inicio de la edificación que él no ha visto afectada la inversión.

“Yo creo que la inversión sigue. Miren todo esto, no hay mejor señal”, dijo a Reuters, señalando el sitio de construcción.

Los trabajos en la nueva sede diplomática en la capital mexicana arrancan después de que Trump cancelara un viaje a Londres para abrir una nueva embajada en esa capital.

Trump dijo que no quería respaldar un acuerdo hecho por el gobierno de su antecesor, Barack Obama, para vender el recinto de la embajada antigüa, aunque la decisión de mudarse de Grosvenor Square en el mercado de Mayfair a la orilla sur del Támesis fue acordada en 2008, bajo el mandato del republicano George W. Bush.

 

Siguientes artículos

Sin discusión, no hay mejora regulatoria
Por

El proceso de emisión de la Ley de Mejora Regulatoria debe seguir los principios que profesa: todos los actores relevant...