La ciudad de Nueva York demandó a ocho compañías que fabrican o distribuyen opiáceos recetados, culpándolos de una epidemia mortal que afecta a la ciudad más poblada de Estados Unidos.

El alcalde Bill de Blasio dijo que la demanda busca 500 millones de dólares en daños para ayudar a combatir la epidemia en la ciudad, que mata a más personas anualmente que los homicidios y los accidentes automovilísticos combinados, incluidos más de 1,100 por sobredosis inducidas por opioides en 2016, señaló la agencia Reuters.

Lee también Nueva York podría ser la primera ciudad en EU en cobrar por conducir

Los demandados incluyen los fabricantes Allergan Plc, Endo International Plc, Johnson & Johnson, Purdue Pharma LP y Teva Pharmaceutical Industries Ltd, y los distribuidores AmerisourceBergen Corp, Cardinal Health Inc y McKesson Corp.

PUBLICIDAD

En una demanda de 256 páginas presentada en un tribunal estatal en Manhattan, Nueva York acusó a los fabricantes de haber confundido durante dos décadas a los consumidores con la creencia de que los opiáceos recetados son seguros para tratar el dolor crónico sin cáncer con un riesgo mínimo de adicción.

La ciudad también acusó a los distribuidores de alimentar el abuso al no controlar la distribución de los opioides, incluso al no identificar las órdenes sospechosas y denunciarlas a las autoridades.

 

Siguientes artículos

Acuerdo comercial Asia-Pacífico se firmará en marzo en Chile
Por

Once países que apuntan a forjar un nuevo pacto comercial Asia-Pacífico, después de que Estados Unidos se retiró de una...