Desde mi óptica lo que está viviendo México es un cambio generacional de grandes magnitudes, es una transición en dónde la antigua clase política pelea por seguir en control de las viejas costumbres pero no pueden negar que ya es hora de dejar a los jóvenes el mando de la política. También en los demás ámbitos empresariales y sociales está pasando lo mismo, el país enfrenta una gran transformación.

Considero que el cambio que se está dando en el país por las reformas que se implementan está orientado hacia esta lógica, crear un nuevo escenario en dónde los jóvenes puedan desarrollar al nuevo México, a dos años promedio de que se lanzaron, dichas reformas están en plena implementación, pero como cualquier cambio enfrentan  resistencias burocráticas, empresariales y sociales, la sociedad al parecer sólo quiere el cambio como promesa de campaña, ya que cuando se lo aplican, como gatos en reversa se niegan a aceptar que hay que modificar costumbres ya sean reales o promocionadas por los mismo viejos grupos que pierden poder y control ante los nuevos escenarios.

Parte de lo que estamos viviendo en la actualidad son embates de los grupos de poder que ven un cierre de espacios y controles generados poco a poco por dichas reformas y esto es en todos los ámbitos, el mejor ejemplo es la reforma educativa, en donde los viejos grupos de poder en control de la CNTE un músculo de golpeteo para presionar cada día pierde legitimidad, ya nadie le cree, funciona que este en la calle, sigue haciendo ruido la presión de las marchas, pero que la sociedad y los padres de familia, cansados de sus falsos discursos vayan abriendo poco a poco escuelas exigiendo respeto a sus hijos, los está debilitando poco a poco y les quita legitimidad social.

Por otra parte, vemos lo que está pasando en el PRI, un nuevo dirigente tratando de mover a los jóvenes con nuevas prácticas, y tomando la estafeta de la anticorrupción para lavar su propia cara ante la sociedad y mientras por las viejas colonias de los dinosaurios, se confabulan los viejos poderes para hacer una revuelta interna en contra de este modernismo transformador, que amenaza en convertirse en una ruptura, repitiendo el esquema del 88 cuando un ala disidente que no fue reconocida se salió del partido para fundar al PRD, los mismos de siempre pero pensando diferente y vestidos de amarillo en ese momento, ¿se atreverán bajo las nuevas circunstancias?, ya veremos qué pasa.

PUBLICIDAD

En los demás partidos pasa lo mismo, las nuevas generaciones están tomando el control y están desplazando a los viejos políticos.

 

Contacto

Mail:[email protected]

Twitter: www.twitter.com/@Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Google+: Marco V. Herrera Berenguer

Blog: Marco V. Herrera / El Marco del Poder

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Las rimas perversas de Roald Dahl
Por

A cien años de su natalicio, Roald Dahl (1916-1990) nos recuerda, con las historias de sus Cuentos en verso para niños p...