Las fusiones entre empresas tras las nuevas reglas fiscales, anunciadas la víspera por el presidente Barack Obama, para evitar que salgan del país y evadan impuestos se verán afectadas.

 

Reuters

WASHINGTON/NUEVA YORK – Nuevas y más duras reglas tributarias en Estados Unidos para las fusiones que buscan ventajas fiscales preocuparon a los inversores, lo que provocaba la caída de los precios de acciones de compañías involucradas en adquisiciones a ambos lados del Atlántico.

PUBLICIDAD

Los inversores vendían acciones involucradas en las llamadas “inversiones”, en las que empresas estadounidenses eluden impuestos locales cambiando su domicilio al extranjero, mientras analistas y abogados tributarios evaluaban los posibles daños a operaciones empresariales en marcha y a las perspectivas de nuevas transacciones.

A pesar de que las nuevas reglas harán más costosas algunas “inversiones” y más difíciles otras, Burger King Worldwide Inc dijo que seguirá adelante con su compra de Tim Hortons Inc de Canadá por 11,500 millones de dólares (mdd), porque dijo que el motivo de la unión no era el beneficio tributario.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos reveló el lunes en la noche reglas más duras de las esperadas para las “inversiones”, que han estado en alza este año y han causado preocupación en Washington por la amenaza a la recaudación por impuestos a empresas.

Las reglas, que tienen efecto inmediato, tienen poco efecto para las empresas que ya cerraron adquisiciones motivadas por beneficios tributarios. Sin embargo, para al menos 10 compañías en medio de esas operaciones, además de otras que lo estaban considerando, el impacto es significativo.

La mayor parte de las adquisiciones pendientes se volverán más costosas para los compradores, como la oferta de 54.700 millones de dólares de AbbVie Inc por Shire Plc de Irlanda.

Lo mismo ocurre con la propuesta de Medtronic Inc de 42,900 mdd por Covidien Plc.No se espera que alguna de estas operaciones, las mayores del año, se cancelen, en parte porque los cobros asociados a terminar con la operación serían incluso mayores.

“Será muy difícil echar atrás las operaciones de ‘inversion’ que están en marcha”, dijo Navid Malik, jefe de investigación en ciencias de la vida de Cenkos Securities.

Una “inversion” usualmente involucra a una empresa estadounidense que compra a un rival más pequeño en el extranjero y se vuelve parte de él en su país de origen, donde los impuestos son menores, lo que crea múltiples opciones para que la empresa fusionada baje su carga tributaria en Estados Unidos.

 

 

Siguientes artículos

OMC recorta estimaciones de comercio mundial
Por

El organismo decidió modificar a la baja sus estimaciones de crecimiento del comercio mundial por el bajo Producto Inter...