Los participantes de la industria solicitaron tiempo para analizar las implicaciones de las nuevas reglas del Plan Nacional de Vivienda del gobierno federal.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

MONTERREY – El Gobierno mexicano dijo el jueves que postergará un esperado anuncio sobre las reglas de operación de su programa de subsidios a la vivienda para el 2014, lo que daría más certidumbre al golpeado sector en momentos en que las tres mayores edificadoras buscan reestructurar sus pesadas deudas.

El subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Alejandro Nieto, dijo en un comunicado que ya se tienen listas las reglas de operación 2014 de los subsidios federales, que se esperaba fueran anunciados esta semana pero fueron postergados debido a que la industria pidió tiempo para evaluar sus impactos y proponer modificaciones.

En febrero, el presidente Enrique Peña anunció que el Plan Nacional de Vivienda para los próximos seis años impulsará la construcción de vivienda vertical en zonas urbanas para evitar que las ciudades sigan extendiéndose y que las nuevas reglas se darían a conocer seis meses antes de su aplicación, dando tiempo a las empresas para ajustar su modelo de negocio.

“En las siguientes semanas estaremos anunciando el sentido y la directriz con que habrá de aplicarse la política de subsidios en adelante”, agregó Nieto, citado en el comunicado.

Las tres mayores constructoras mexicanas de vivienda – Geo, Homex y Urbi- han visto golpeados sus resultados en los últimos dos años por diversos factores, entre ellos, se han señalado la sobreinversión en grandes desarrollos y tierras fuera de las zonas urbanas.

El cambio en la demanda y las nuevas políticas gubernamentales de apoyo a la tendencia derrumbó sus ventas y deterioró su liquidez, obligándolas a negociar con acreedores el refinanciamiento de sus pasivos.

Las acciones de Homex ganaban el jueves un 9.9% en la bolsa local a 9.75 pesos, seguidas por las de Urbi con un alza del 6.70% a 2.07 pesos y las de Geo que subían un 6.01% a 5.47 pesos, a las 1802 GMT.

Operadores comentaron que las acciones estarían recortando sus fuertes pérdidas del año, por expectativas de que logren un acuerdo con sus acreedores para reestructurar sus deudas y al esperado anuncio de las nuevas reglas de operación para el sector.

“Las acciones suben al parecer porque el diálogo con las empresas sería posiblemente para ajustar alguna de las reglas con su retroalimentación. No es un tema de confrontación y eso le gusta el mercado”, dijo Carlos Hemosillo, analista de Banorte-Ixe.

 

Siguientes artículos

Mexichem invirtió 250 mdd en negocio en EU, vienen más adquisiciones
Por

En conferencia telefónica,  Antonio Carrillo Rule, director general de Mexichem, detalló que la compra de PolyOne implic...