El director de Grupo Aeroportuario Ciudad de México estimó un avance de 65% en la primera fase del nuevo aeropuerto al final de la administración de Enrique Peña Nieto, en 2018. El primer avión que despegue de la nueva terminal lo hará el 20 de octubre de 2020.

 

La primera fase del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) tendrá un avance de 65% al final del sexenio, dijo Manuel Ángel Núñez Soto, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), en entrevista exclusiva con Forbes México.

PUBLICIDAD

No obstante, el ex gobernador de Hidalgo recordó que el aeropuerto será operativo hasta 2020. “Nuestra intención es que el 20 de octubre de 2020, a las 7:01, esté despegando un primer avión. Es un reto muy, muy grande… y estamos empeñados en ir por él.”

Durante su primera fase, el nuevo aeropuerto contará con un edificio terminal de 550,000 metros cuadrados, 92 puertas de contacto, 42 posiciones remotas y tres pistas paralelas que operarán simultáneamente. Esta infraestructura tendrá capacidad para 50 millones de pasajeros y se atenderán hasta 550,000 vuelos por año.

Núñez Soto comentó que la segunda fase de construcción y operación estará subordinada a la demanda y tendencia de la economía de México.

“Mucho va a marcar la demanda. Si sigue a la velocidad que va, en los siguientes cuatro años (a partir de 2020) deberá iniciarse la construcción del otro edificio satélite. Y en función de ese crecimiento de la demanda, y que sea económico hacer las inversiones… nosotros hicimos un estimado: 50 años va a dar los 120 millones para llegar a 2070. ¿Cómo se va a comportar la industria? Es difícil predecirlo.”

Para la fase de máximo desarrollo, según información de la Secretaría de Transportes y Comunicaciones, el aeropuerto tendrá otro edificio terminal, así como seis pistas de operación triple simultánea y podrá atender hasta a 120 millones de pasajeros.

La inversión para construir el nuevo aeropuerto contempla 169,000 millones de pesos (mdp). Su diseño estará a cargo del inglés Norman Foster, premio Pritzker (el máximo galardón del ámbito arquitectónico), y Fernando Romero, yerno del empresario Carlos Slim. El monto del contrato para el proyecto fue de 1,841 millones de pesos.

 

Bosque del nuevo aeropuerto, sobre planta de biogás

Respecto al bosque del nuevo AICM, que anunció el 27 de mayo la SCT, comparable con las dimensiones del bosque de Chapultepec, Núñez Soto comentó que estas áreas verdes tendrán un enfoque social y sustentable.

“Todas las áreas verdes que se están planteando tienen un objetivo fundamentalmente social. Es un área desprotegida. Estamos hablando de toda el área de tiraderos de basura que tuvo la ciudad durante décadas (670 hectáreas). Ahí lo que va a ocurrir es que se instalarán plantas para generar biogás, energía que será consumida por la Ciudad de México y por el nuevo aeropuerto.”

El directivo explicó que buscan generar energía competitiva, considerada verde. “Estamos buscando la calificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por sus siglas en inglés) para el aeropuerto.”

Además, Núñez Soto expresó que en la parte superior del terreno se van a crear nuevas áreas verdes que buscarán generar empleos.

“Posiblemente veamos algunas actividades productivas que, vinculadas al aeropuerto, pueden generar empleo, alternativas económicas para la gente. Si hablamos de una producción competitiva, por ejemplo, puede ser floricultura, horticultura, pensando esencialmente en el mercado de exportación, productos que tienen una demanda estacional muy definida y de alto valor agregado.”

Este programa, aparte de dicha zona y la exterior del perímetro, estará a cargo de Semarnat, recordó Núñez.

La SCT dijo en mayo que el proyecto incluirá obras hidráulicas para tener 24 plantas de tratamiento de agua, y contempla una inversión de 17,000 mdp para generar la capacidad de almacenamiento hidrológico que requiere esa región.

En enero de 2015, SCT otorgó la concesión a GACM para construir, administrar, operar y explotar el nuevo AICM. El calendario de licitaciones de obras del nuevo aeropuerto, que incluirán las terminales de pasajeros, de carga, pistas y calles de rodaje, se anunciará durante junio de este año.

Con información de Zacarías Ramírez

 

Siguientes artículos

Guerrero: la violencia pone en riesgo las elecciones
Por

Guerrero atraviesa una de las crisis de violencia e inseguridad más preocupantes de los últimos tiempos, y eso pone en r...