El gobernador de Banxico calificó como positiva la decisión de que el precio de la gasolina aumente menos de 3% el próximo año, pues las políticas anteriores generaban mayores distorsiones.

 

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico), dijo que el nuevo esquema de gasolinas va a limitar los riesgos al alza en materia de presiones inflacionarias.

PUBLICIDAD

“El arreglo que se obtuvo en materia de gasolinas es muy bueno por que limita los riesgos al alza en materia de presiones inflacionarias, es un mecanismo adecuado y pertinente el que se está estableciendo, ya en 2018 el precio de la gasolina sería mucho más flexible”, declaró Carstens durante la presentación del informe trimestral.

En el reporte, el organismo explicó que entre los principales factores que ve a la alza para el escenario de inflación, están que el precio de la gasolina aumente menos de 3% el próximo año y que la cotización de la moneda nacional revierta parte de la depreciación que acumuló en los meses previos.

Asimismo, el gobernador consideró la decisión acerca del combustible como acertada, pues “las políticas anteriores generaban mayores distorsiones, lo que nos obligó a ajustar el precio de las gasolinas cuando éstas venían bajando”.

Carstens explicó que el precio de las gasolinas es relativamente aleatorio y responderá a oferta, demanda y precio del petróleo. “Así como puede subir, puede bajar”, dijo.

La modificación en la tributación de las gasolinas consiste en reemplazar la tasa Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) de gasolinas por una cuota fija, para que la recaudación de impuestos no se vea afectada por la caída del precio internacional del petróleo.

 

Siguientes artículos

Foro Forbes 2015: El talón de Aquiles de la Generación Z
Por

Foro Forbes Centroamérica 2015: Este segmento de jóvenes más conscientes y más preocupados por su futuro está convencido...